La tecnología ha resultado de gran utilidad a la humanidad para mejorar la manera de trabajar en multitud de campos. Sin embargo, en lo que a la enseñanza se refiere aún no hemos experimentado ninguna revolución, al menos a gran escala.

Noticias relacionadas

Un panorama que ha comenzado a cambiar tras el brote de coronavirus, ya que millones de centros educativos de todo el mundo se han visto obligados a utilizar plataformas de Internet para poder seguir afrontando el curso pese a la distancia entre alumnos y profesores.

Desgraciadamente, hay colegios o institutos en los que no se están impartiendo clases online, lo que perjudica a los alumnos. Y ahí es donde hace su aparición Maestrik, una aplicación desde la que es posible recibir clases particulares de expertos, ya sea a modo de refuerzo en asignaturas típicas o para aprender programación, cocina y un sinfín de clases personalizadas más.

Clases particulares con expertos

Maestrik como tal nace en 2016 en Colombia con la idea de mejorar la tasa de abandono escolar. Cuatro años después y tras acumular más de 320.000 usuarios en Colombia y México, esta app de aprendizaje acaba de desembarcar en España. El propósito es que "si hay alguien que quiera aprender, haya alguien que le pueda enseñar", explica Mario Tobón, CEO y fundador de Maestrik, a OMICRONO.

Para Tobón, Maestrik es una app revolucionaria en el sentido de que con unos pocos clics puede conectar a los usuarios con profesionales cualificados de hasta 320 materias. Desde asignaturas tradicionales como matemáticas o lengua hasta actividades de ocio como el yoga o la cocina. Eso sin olvidarnos de estudios superiores como la programación.

Pese a que Maestrik puede resultar de utilidad para los docentes que quieran ganarse un dinero extra, "solo un pequeño porcentaje consigue convertirse en profesor de la plataforma". Así nos lo asegura Tobón, pues de 20.000 solicitudes solo han aceptado a 5.000.

App de Maestrik en Android. Alex Branco Omicrono

Tobón nos insiste en que no aceptan a cualquiera como profesor, éstos han de demostrar que realmente están preparados para ello. "Primero, comprobamos sus antecedentes penales a nivel global. Después, tienen que pasar una prueba psicotécnica. Por último, comprobamos que saben de la materia a impartir mediante exámenes".

Como resultado, en Maestrik los usuarios podrán disfrutar de clases personalizadas con personas altamente cualificadas. En este sentido, hemos podido comprobar cómo hay disponibles profesores en activo, doctores en determinados campos y expertos de multitud de sectores.

Clases virtuales o presenciales

La app funciona de una manera bastante sencilla. Solo hay que registrarse y buscar la materia sobre la que estemos interesados en recibir una clase particular. Después, nos aparecerán todos los profesores disponibles, cada uno de ellos con una descripción, una puntuación otorgada por otros usuarios y el precio de sus clases por hora.

Los usuarios podrán escoger entre tener la clase en persona o de manera virtual. En este último caso, la plataforma integra un sistema de videollamadas encriptado mediante el que se impartiría la lección, ya sea directamente desde la propia aplicación móvil o desde el ordenador, eso ya depende del gusto de cada uno. Antes de cada clase, los usuarios podrán comunicarse vía chat con el profesor en cuestión para comunicarles los conocimientos específicos que desean adquirir. 

App de Maestrik en Android. Alex Branco Omicrono

Tobón afirma que los precios de su plataforma son bastante económicos, pues la media se sitúa en torno a 14 euros la hora. Aunque, como es lógico, dependerá de la materia que escojamos.

No cabe duda de que se trata de una alternativa excelente para aquellos estudiantes que necesiten unas clases de refuerzo en las que se asegure un mínimo de calidad. También puede resultar interesante para los que quieran iniciarse en ámbitos como la pastelería o la programación de la mano de profesionales del sector. ¿Conseguirá triunfar Maestrik entre los españoles?