España, a través de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, se ha sumado al proyecto PEPP-PT, en el que participan ocho países europeos con el objetivo de rastrear el coronavirus.

Noticias relacionadas

Esta nueva tecnología se basará, entre otras cosas, en el uso de móviles para rastrear los contagios; sin embargo, la implementación promete ser completamente anónima y descentralizada, sin un organismo central que gestione todos los datos de los posibles infectados.

Si te suena, es porque no hace mucho Apple y Google presentaron algo muy similar; un proyecto basado en los sistemas operativos móviles iOS y Android y en la tecnología Bluetooth para registrar y compartir el estado de posibles personas que sufran el COVID-19.

El proyecto para rastrear el coronavirus usando móviles

El anuncio de Apple y Google fue recibido con mucha polémica por las implicaciones que puede tener para la privacidad, pese a las promesas de estas compañías. Es por eso que una posible alternativa puede estar en el Rastreo Paneuropeo de Proximidad para Preservar la Privacidad (o PEPP-PT por sus siglas en inglés).

Como su nombre indica, este proyecto busca implementar una solución para rastrear la transmisión de virus como el SARS-CoV-2 sin afectar a la privacidad de los usuarios. Para ello, el proyecto promete el anonimato completo de los datos obtenidos, además de cumplir con las protecciones de datos a las que obliga el Reglamento Europeo de Protección de Datos.

El sistema estaría basado en la comunicación entre móviles Pexels

El sistema, que aún no se ha hecho realidad, estará basado en la medición de la proximidad de dispositivos móviles; sus propios creadores admiten que es muy similar al proyecto de Apple y Google, aunque esperan que estas compañías adopten sus estándares de privacidad.

La gran ventaja del PEPP-PT es su interoperabilidad incluso entre países; ocho países europeos, España, Alemania, Francia, Italia, Suiza, Bélgica, Dinamarca y Austria ya se han apuntado. Gracias a esto, será posible seguir el movimiento de la enfermedad más allá de las fronteras españolas; por ejemplo, si una gran cantidad de infectados llegan a España para las vacaciones de verano.

Centrado en la privacidad

Pese a esto, el proyecto promete ser descentralizado; es decir, que la información no estará almacenada en un servidor central accesible por un país o una empresa. En vez de eso, funcionará a través de infraestructuras locales, capaces de comunicarse entre si. Además, la comunicación estará encriptada punto a punto.

La implementación de este sistema será open source, liberada usando la licencia Mozilla License Agreement, basada en la misma que usa el programa Firefox.

Al igual que el sistema de Apple y Google, PPEP-PT permitiría alertar a posibles contagiados Apple | Google Omicrono

El PPEP-PT aún está en sus inicios. Fue fundada como una organización sin ánimo de lucro en Suiza, y promete adherirse a los principios y la ley de protección de datos europea; el objetivo final es dejar esta tecnología a disposición de todos los países para que la puedan implementar como deseen.

Al unirse al PPEP-PT, España abre la puerta a implementar un sistema de rastreo del coronavirus usando los móviles de los usuarios, con el desarrollo de apps especializadas; sin embargo, la escala no será nacional sino europea.