Con la nueva actualización de Chrome OS, es posible controlar nuestro Chromebook con nuevos gestos táctiles, más parecidos a los que podemos encontrar en sistemas móviles como Android. Y al implementar esto, Google nos ha dado una razón para no usar una tablet Android.

Noticias relacionadas

Inicialmente los Chromebooks nacieron como una alternativa barata a los portátiles con Windows tradicionales; al estar basados en Chrome, no permiten instalar programas tradicionales pero sí usar aplicaciones web.

Sin embargo, con el tiempo estos dispositivos han evolucionado, pisándose con sus "hermanas", las tablets Android. De hecho, poco a poco los Chromebooks están demostrando ser más versátiles que los dispositivos con Android.

Nuevos gestos para Chrome OS

Con la última actualización de Chrome OS llegan varias novedades que nos permitirán controlar nuestro Chromebook con los dedos, sin necesidad de usar un ratón como en un sistema de escritorio tradicional.

Estos gestos son ya familiares, y están disponibles cuando entramos en el "modo tablet", pensado para portátiles con pantalla táctil y dispositivos "dos-en-uno" que pueden plegar la pantalla para ser usados como una tablet. También funciona en dispositivos con teclado opcional.

La nueva interfaz de Chrome OS es más fácil de usar con los dedos Google Omicrono

Con la nueva versión del modo tablet, es posible controlar Chrome OS con los dedos de manera más intuitiva, y como lo haríamos con una tablet cualquiera. Por ejemplo, se ha integrado el gesto que nos permite deslizar desde la parte inferior de la pantalla para mostrar la pantalla principal, sin importar dónde estemos.

Si el gesto es más corto, en cambio, se mostrará la lista de apps abiertas y podremos cambiar de una a otra con un toque. Además, también podemos cambiar de apps y páginas deslizando desde el lado izquierdo de la pantalla; ese es el equivalente del botón "Atrás" en Android.

El "dock" de Chrome OS ahora sólo ocupa espacio en la pantalla si queremos Google Omicrono

Gracias a estos gestos, Chrome OS no tiene que mostrar tantos controles en pantalla, así que hay más espacio para lo importante; esto es de agradecer teniendo en cuenta que muchos Chromebooks tienen pantallas relativamente pequeñas.

Los Chromebook también reciben una versión especial de Chrome, diseñada para tablets. Cuenta con una nueva interfaz que nos permite cambiar de pestañas con un selector superior que muestra miniaturas de cada página. Podemos reorganizar pestañas arrastrándolas y cerrarlas deslizando hacia arriba.

¿Problemas para Android?

Todos estos cambios harán que usar un Chromebook como una tablet sea mucho más fácil; además, los nuevos dispositivos "2-en-1" y convertibles nos permiten pasar del escritorio normal a una tablet en un instante.

Todo eso suena a malas noticias para las tablets Android, especialmente las más completas con un precio similar al de un Chromebook; porque realmente, ya quedan pocos motivos para comprarlas, al menos a ese precio.

Los nuevos Chromebook como este de Acer pueden ser usados como tablets

Recordemos que Chrome OS ya es capaz de ejecutar apps de Android, por lo que realmente tienes lo mejor de ambos mundos. Si quieres trabajar con un portátil normal, tienes un escritorio; y si quieres empezar a usar el dispositivo como una tablet, no pierdes nada.

Chrome OS ha conseguido cubrir ambos tipos de uso mejor que Android. Aunque hubo intentos de convertir Android en un sistema de escritorio, no han conseguido dejar marca.

Por todo esto, será interesante ver cómo serán los Chromebooks de este 2020, y si se convierten en una alternativa real a las tablets.