Que Apple ha cambiado de táctica es evidente con servicios como Apple Music. Al fin y al cabo, las ventas de dispositivos no son tan importantes para sus finanzas como antes, y son los servicios los que realmente tienen el mayor potenical.

Noticias relacionadas

Pero un servicio sólo puede tener tanto éxito como el alcance que tenga. Apple sabía esto, y por eso en los últimos meses se ha centrado en abrir su plataforma a más sistemas. La app de Android, por ejemplo, aunque ya estaba disponible es ahora que está recibiendo más cariño, con nuevas funcionalidades.

Ahora Apple ha dado otro paso más en esa dirección, incluso llegando a "traicionar" a uno de sus productos estrella, Siri. Y es que ya está disponible la integración de Apple Music con Alexa, el asistente de Amazon y el gran rival de Siri.

Apple Music con Alexa, ya disponible

Esta integración ya está disponible en varios países, entre los que se encuentra España, pero aún no lo está en Sudamérica ni buena parte de Asia. Nos permite usar Apple Music con comandos de voz de Alexa, por lo que es ideal si tenemos un Amazon Echo u otro altavoz inteligente con Alexa en casa. También es compatible con Amazon Fire TV.

Simplemente con decir en voz alta comandos como "Alexa, pon música de Ed Sheeran en Apple Music", o "Alexa, pon la playlist Éxitos de hoy en Apple Music", podemos controlar Apple Music y sonará a través del altavoz inteligente. También podemos hacer que Apple Music sea el servicio de música predeterminado, para no tener que decir "en Apple Music" cada vez.

Apple Music ya aparece como una nueva Skill de Alexa que podemos activar usando la app de Amazon Alexa en nuestro dispositivo. Está disponible en Preferencias de Alexa, y en la sección de Música podemos pulsar en "Enlazar servicio nuevo". Ahí encontraremos Apple Music.

Una vez que hayamos permitido el uso, y hayamos iniciado sesión con nuestro Apple ID, podremos usar el servicio. Un detalle importante es que esta funcionalidad sólo está disponible si tenemos una suscripción a Apple Music; es similar en ese sentido a otros servicios de streaming.

Este es un movimiento interesante de parte de Apple, que hasta no hace mucho daba absoluta prioridad a sus propios servicios. La Apple de antaño nos hubiera obligado a comprarnos un HomePod, su altavoz inteligente, para poder acceder a este tipo de funciones. Pero si ya tenemos un Amazon Echo, realmente ya no necesitamos más.