Si hay algo de moda actualmente en el mercado de los televisores son las llamadas Smart TV o televisiones inteligentes. Parece que si no tienes una estás en el siglo pasado; sin embargo, pocos saben que cualquier televisor puede convertirse en una Smart TV. Hoy te contamos cómo en Omicrono.

Noticias relacionadas

Cómo convertir cualquier televisor en Smart TV

Empecemos por el principio, ¿en qué se diferencia un televisor inteligente de uno normal? Las Smart TV se caracterizan por poder conectarse a Internet y permitir acceder a apps, juegos, búsquedas en la web, etcétera.

Antes de lanzarte a comprar una Smart TV, ¡espera! Es posible convertir tu antiguo televisor HDTV en una Smart TV y disfrutar de todas esas características a las que estamos acostumbrados en otros dispositivos.

La conversión a Smart TV es posible gracias a dispositivos externos como Chromecast, Apple TV o Amazon Fire TV. Ahora hablaremos de cada caso particular; pero, os adelantamos que estos dispositivos son económicos y fáciles de utilizar.

Chromecast 3

Google Chromecast

El Google Chromecast es un pequeño dispositivo circular que se conecta al puerto HDMI de tu televisor. Una vez conectado al Wi-Fi, es capaz de reproducir en la televisión contenido en streaming seleccionado en nuestro otro dispositivo. Chromecast funciona con iPhone, iPad, teléfonos y tablets Android, portátiles Mac y Windows y Chromebooks.

Con Chromecast tu dispositivo se convierte en el mando a distancia. Además, puedes utilizar tu dispositivo sin interrumpir la reproducción en el televisor y sin gastar la batería.

Configurar Chromecast es muy sencillo, basta con conectarlo al televisor y aparecerá una pantalla que nos pedirá nuestra clave de Wi-Fi. En caso de no aparecer, utiliza el botón de entrada del mando de tu TV para encontrar la pantalla indicada.

Después, deberás descargar la app de Google Home en el dispositivo que vayas a utilizar como mando. Éste ha de estar conectado al mismo Wi-Fi que el Chromecast. Posteriormente debes iniciar sesión con tu cuenta de Google y activar el Bluetooth. En este punto, pulsa en tu perfil, después en “configurar o añadir” y luego en “configurar dispositivo”. Durante el resto del proceso ya nos guiará la app.

Chromecast 3 (1)

Una vez configurados los dispositivos basta con entrar en una app compatible con Chromecast y pulsar el botón enviar para que el contenido se reproduzca en el televisor. Aplicaciones como Netflix, HBO, Spotify, Soundcloud, Facebook, Youtube y Google Chrome son compatibles.

Existe una versión estándar de Chromecast y otra Ultra. La versión normal reproduce contenido en resolución 1080p; mientras que, el Ultra admite hasta 4K y HDR. Como es obvio, el segundo es mucho más caro que el primero.

Hemos de tener en cuenta que si nuestra TV no reproduce 4K de nada servirá comprar el Ultra. Chromecast Ultra está a la venta por un precio de 79 euros y el Chromecast 39,99 euros.

Comprar Google Chromecast (4ª Generación)

Apple TV

Apple TV

Existen alternativas a Chromecast y Apple TV es una de ellas. Apple TV es un pequeño dispositivo cuadrado similar a cualquier receptor de televisión. Éste incluye un mando a distancia llamado Siri Remote que también puede controlarse con la voz.

En este caso y a diferencia del Chromecast, no es obligatorio utilizar el iPhone como mando, puesto que Apple TV incluye uno propio y apps nativas. De todos modos, para sacarle el máximo provecho lo recomendable es contar con más dispositivos de Apple.

Apple TV permite ver series, pelis y disfrutar de juegos directamente desde el dispositivo. En él podremos utilizar apps como Netflix, HBO y Amazon Prime Video. También se pueden descargar juegos; pero, el mando no es lo ideal para lograr una experiencia de calidad.

El contenido se visualizará en calidad 1080 p; mientras que, el modelo Apple TV 4K ofrece calidades 4K HDR (solo para televisores compatibles). Con Apple TV también se puede utilizar la pantalla de tu televisor como marco para las fotos de tu iPhone.

Apple TV 1

La instalación de Apple TV es bastante sencilla y no lleva más que un par de minutos. La principal diferencia entre Apple TV y Chromecast es que el primero puede descargar apps y contenido directamente desde el dispositivo. En cambio, Chromecast necesita de un teléfono o tablet para ejercer como intermediario de sus funciones.

El precio también cambia radicalmente en función de uno u otro. El Chromecast ronda los 30 euros; sin embargo, el Apple TV tiene un precio de 159 euros. Una diferencia notable que no se justifica ningún modo.

Por otro lado, el Chromecast Ultra está a la venta por 79 euros; mientras que, el Apple TV 4K cuesta 199 euros en su variante de 32 GB y 219 euros en la de 64 GB.

Comprar Apple TV o Apple TV 4K

Amazon Fire TV Stick

Amazon Fire TV Stick

La multinacional también cuenta con su propia solución para convertir un televisor cualquiera en una Smart TV. Amazon Fire TV Stick es un dispositivo algo más grande que un pendrive que se enchufa al televisor y por otro lado a la corriente. La instalación es sencilla y rápida.

Una vez conectado, éste permite sumergirse en el mundo del entretenimiento online. Como en el caso del Apple TV, no es necesario utilizar ningún smartphone, basta con el Fire TV Stick y el mando a distancia que incluye el pack.

De este modo, es posible acceder a series y películas mediante apps como Amazon Prime Video, Netflix o Movistar +. Lo mismo ocurre con la música con apps como Spotify, TuneIn, Vevo, etc. También se puede probar con los videojuegos; aunque, son bastante simples debido al mando con el que contamos. Del mismo modo, se puede navegar por la web.

Amazon Fire TV Stick 2

Todo este contenido en Fire TV Stick se reproduce el contenido en 1080p. Ya existe una versión en EEUU que reproduce hasta 4K y es compatible con Alexa; sin embargo, aún no ha llegado al público español.

Si eres cliente de Amazon Prime tu experiencia será mucho más completa con Fire TV Stick; esto es, tendrás acceso a miles de películas y series con Prime Video y podrás cargar fotos en Prime Photos y verlas en el televisor.

El Fire TV Stick está a la venta por 59,99 euros; sin embargo, si eres cliente de Prime el precio baja hasta los 39,99 euros. Este dispositivo es bastante económico y puede competir perfectamente con Chromecast. Como ya habréis notado, también es mucho más barato que el Apple TV.

Comprar Amazon Fire Stick TV

Mi Box

Xiaomi Mi Box

El fabricante chino es conocido por contar con una gama de productos muy amplia y no iba a quedarse fuera de esta lista. Xiaomi tiene su propio dispositivo para la conversión en Smart TV, el Xiaomi Mi Box.

Este pequeño descodificador en forma de cuadrado se instala rápidamente al conectarse al televisor y posteriormente al Wi-Fi. El dispositivo funciona con el sistema operativo Android TV 6.0, lo que facilita la instalación directa de apps desde la Play Store; pero, también puede utilizar Google Cast (compartir la pantalla de otro dispositivo, como con Chromecast) y el control por voz.

Mi box

Así, el Mi Box se convierte en uno de los dispositivos más completos. Además, logra reproducir contenidos 4K y HDR. Series, películas, noticias, radio y hasta videojuegos.

En este sentido, la CPU y GPU de Mi Box permiten disfrutar de videojuegos más complejos que los dispositivos anteriores. Lo mejor es que podremos utilizar un controlador con Bluetooth para obtener una experiencia de juego infinitamente superior a la posible con un mando de televisor.

Pese a ser un dispositivo tan completo su precio es de tan solo 69,99 euros. Altas prestaciones a precio de ganga.

NVIDIA Shield TV

Nvidia Shield TV 2

NVIDIA también cuenta con un reproductor en streaming, el NVIDIA Shield TV. Desde la marca lo describen como “la bestia del streaming” y no les falta razón. Éste logra reproducir vídeo hasta 4K HDR y cuenta con control por voz.

Shield TV se diferencia de los demás dispositivos de la lista por su procesador Tegra X1; esto es, el procesador móvil más avanzado del mundo. Sus 256 núcleos de procesamiento gráfico NVIDIA Maxwell y su CPU de 64 bits logran un rendimiento óptimo que lo convierten prácticamente en una consola más que en un descodificador.

Nvidia Shield TV Pro

Como es obvio, si el Shield consigue reproducir más de 100 juegos, el streaming es cosa de niños. Según la tabla que elabora NVIDIA, su dispositivo es incluso 3 o 4 veces más potente que competidores como el Apple TV o Fire TV. Estas cifras también se notan en la conexión por streaming, mucho más estable que en otros dispositivos.

Shield TV integra el control por voz del Asistente de Google, por lo que, además de poder manejar el contenido es posible realizar otras tareas en tu hogar. El dispositivo funciona con dispositivos Nest, tales como su termostato inteligente, y sirve para controlar sistemas de iluminación con la voz. También es compatible con algunos altavoces.

Un dispositivo de tal potencia no puede ser del mismo tamaño que sus compañeros de mercado, al menos por ahora. Shield TV es aproximadamente el doble de largo que la Mi Box o la Apple TV y mucho más que Chromecast o Fire TV; sin embargo, no llega a ser un tamaño excesivo.

Shield TV está a la venta en dos formatos. El primero incluye el mando a distancia y el descodificador a un precio de 199 euros, el segundo suma el controlador para videojuegos y cuesta 229,99 euros.

Los precios de Shield TV pueden parecer altos; pero, ofrece un rendimiento mucho mayor que cualquiera de sus competidores, incluido el Apple TV. Ninguno se le acerca en la faceta de videojuegos. Como es obvio, si solo vas a aprovechar las funciones de streaming quizás no merezca la pena invertir tanto dinero.

Comprar Nvidia Shield

Convertir tu televisor en Smart TV nunca fue tan barato

Como habéis podido observar, convertir tu televisor en una Smart TV es muy económico. Existe una gran variedad de dispositivos; pero, a partir de los 39,99 euros ya puede realizarse la conversión. Quizás sea lo mejor antes de lanzarse al gasto que supone comprar un nuevo televisor.

Si eres amante de los videojuegos puedes optar por invertir más y obtener un buen rendimiento con la Mi Box o algo aún más potente como el NVIDIA Shield TV. Lo ideal es que pienses el uso que le quieres dar al dispositivo y escoger el que se ajuste más a tus prioridades.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el 4K solo se reproducirá en los televisores que tengan soporte para ello, no sirve con solo instalar el dispositivo. Esta última opción es para aquellos que ya cuenten con una TV de última generación y quieran mejorar aún más su sistema.

Foto destacada: Pxhere