La tecnología se ha convertido con el paso del tiempo en una gran aliada para el deporte. En España, por ejemplo, se pueden encontrar una variedad de productos que consiguen que hacer ejercicio sea más interesante, como relojes y pulseras que monitorizan la actividad. Sin embargo, la última tendencia tecnológica aplicada a este sector son las luces de reacción, que permiten desde realizar entrenamientos hasta mejorar la velocidad, los reflejos y la memoria.

Noticias relacionadas

Gauzak, una agencia de diseño de producto de Barcelona, ha creado Lummic, unas luces de reacción que se pueden utilizar para entrenar, para jugar o aprender. El sistema incorpora una serie de altavoces e iluminación que se activan con el contacto y con la voz, aptas así para usuarios de cualquier edad. Además, también permiten realizar actividades y ejercicios físicos en solitario o en grupo y en cualquier parte y superficie, hasta sobre el propio cuerpo.

"Las luces de reacción se diseñaron inicialmente para el mundo del fitness y del deporte. El objetivo era hacer que el ejercicio fuera más estimulante y dinámico gracias a la luz y el sonido de estos dispositivos. Posteriormente notamos que también eran interesantes que las utilizaran tanto niños como la gente mayor", indica Leire Pérez, diseñadora y fundadoras de Gauzak, a OMICRONO.

Luz y sonido

Lummic es un sistema formado por unas luces que van cambiando de color y que emiten sonidos que los usuarios pueden utilizar para realizar una variedad de entrenamientos físicos basados en "ver y reaccionar"; al más puro estilo del mítico juego de mesa Simon. Con ellas se puede desarrollar la velocidad, los reflejos, la capacidad de reacción, la asociación de elementos, la memoria y la distribución del espacio, entre otros.

En su diseño, el estudio ha tenido en cuenta dos factores muy importantes. El primero de ellos son los materiales: "cuentan con conexión Bluetooth y están fabricadas en PE (polietileno), uno de los materiales más comunes que destaca por ser blando y moldeable. Incluso se puede reciclar más fácil. A diferencia de otros, Lummic también incluye sonido y un sensor que detecta la mano a 15 centímetros, por lo que no hace falta tocarlos".

Por otro lado, la usabilidad también ha sido una pieza clave a la hora de crear estas luces de reacción. Unos dispositivos que se adaptan a cualquier público y que permiten una gran variedad de posiciones: "era importante lograr un diseño que fuera estable en todas las superficies y que permitiera que fueran apilables. Por ese motivo se ha optado por una forma amigable, suave y que no fuera agresiva". 

Las luces de reacción ofrecen una autonomía de aproximadamente unas seis u ocho horas con una sola carga; y tardan alrededor de tres horas en llenar la batería. "Se puede cargar las luces de una en una, pero también todas a la vez mediante una base de carga, ya que se pueden apilar. Para ello tan sólo es necesario colocar una encima de otra", señala Leire Pérez.

Las luces de reacción son compatibles con una aplicación. Lummic Omicrono

Las luces de reacción Lummic también son compatibles con una aplicación para móviles Android e iOS con la que se puede realizar una gran variedad de programas. "La app analiza las mejoras que se han tenido en los entrenamientos o actividades, los tiempos de los ejercicios y mucha información sobre el progreso del usuario", indica la fundadora de Gauzak. 

La aplicación permite gestionar y organizar todo. Desde poner todas las luces en un color determinado o realizar uno de los 10 programas que se incluyen y que permiten personalizar tanto el sonido como la luz. Por ejemplo, se puede hacer que el usuario tenga que tocar la única luz que se ilumine de un color diferente al resto, generar una dinámica de colores para mejorar la memoria, un entrenamiento auditivo para averiguar de donde viene un sonido o un 'Preguntas y respuestas' en el que las luces actúan como un pulsador.

Didácticas e inclusivas

Las luces de reacción Lummic son un producto deportivo, pero también son didácticas e inclusivas. Además de poder montar rutinas y entrenamientos, estos dispositivos también permiten ejercitar la concentración y la memoria. "Sus cualidades hacen que sean un juguete electrónico para ejercitar mente y cuerpo a cualquier edad sin importar el estado físico. También son inclusivas, ya que se pueden usar en terapias o rehabilitaciones para estimular la actividad motora y cerebral de personas con problemas de movilidad o discapacidad intelectual", informa Leire Pérez.

El estudio ha tenido siempre en cuenta el diseño para adaptarse a las necesidades de las personas de cualquier edad y condición física. "Se trata de una forma de estimular a la gente. Los niños aprenderán de forma divertida y sin esfuerzo mientras incorporan las luces a sus juegos, como colocárselas a la espalda y jugar al 'pilla pilla' o juegos sonido, como esconder una y tener que encontrarla. Además, también mejoran sus habilidades cognitivas y sociales", indica la fundadora.

A la hora de entrenar, se pueden utilizar para ponerse en forma mediante sesiones de fitness, entrenamientos dinámicos, competiciones y retos, ya sea de forma individual, por parejas o en equipos. Mientras que los mayores pueden "utilizarlas para hacer ejercicios de memoria y fomentar sus habilidades motoras. Pueden trabajar con ellas desde la mesa o en el suelo para que utilicen las piernas. Todo con diferentes niveles que se adaptan a cada uno", concluye Leire Pérez.

Te puede interesar...