El iPhone 12 Mini es uno de los móviles de gama alta más pequeños del mercado; con sus 5,4 pulgadas, se diferencia de todos los nuevos lanzamientos, pero contra los pronósticos de Apple, eso no le ha ayudado a destacar del resto.

Noticias relacionadas

No culpamos a Apple. Durante años se ha hablado del incremento constante de tamaño en las pantallas de los smartphones, con críticas constantes y bromistas que se preguntan hasta dónde vamos a llegar.

Pero en la práctica, la inmensa mayoría de los usuarios quiere pantallas grandes, especialmente en un móvil tan caro como un iPhone; y eso se ha traducido en unas ventas muy malas para el iPhone 12 Mini.

iPhone 12 Mini, malas ventas

¿Cómo de malas? Pues tanto que Apple probablemente tendrá que pagar una cuantiosa suma a Samsung por no usar todas las pantallas que reservó para el iPhone 12 Mini, según han filtrado fuentes internas a The Korea Herald.

Este tipo de acuerdos entre fabricantes son muy comunes. Samsung es uno de los proveedores de pantallas para los iPhone, y todos los años Apple realiza un pedido con la cantidad de unidades que espera vender (algo más por si acaso las expectativas son superadas).

iPhone 12 mini Chema Flores Omicrono

Por supuesto, Samsung no quiere fabricar pantallas que luego Apple no querrá, así que el contrato incluye una compensación monetaria dependiendo de la cantidad; es por eso que esa predicción de venta es muy importante para la compañía de la manzana, ya que no quiere pagar por pantallas de móviles que no va a vender.

Pero ese es justo el error que habría cometido con el iPhone 12 Mini. Según las fuentes coreanas, Apple tendrá que reembolsar una importante cantidad de dinero a Samsung por no usar todas las pantallas OLED que solicitó. Para Samsung, es importante porque las últimas cifras de enero hablan de una caída del 9% en las ventas de pantallas, que se podría explicar si Apple no ha vendido tantos iPhone como esperaba.

El iPhone 13 Mini seguirá

El iPhone 12 normal no tiene la culpa de estas cifras; de hecho, va camino de convertirse en el iPhone más vendido de la historia a este ritmo, tal ha sido su éxito. La explicación está en las malas ventas de la versión Mini, que han obligado a Apple a reducir la producción del iPhone 12 Mini a diferencia de sus ‘hermanos’.

Pese a todo esto, Apple seguirá apostando por un iPhone 13 Mini con la próxima generación; aunque no está claro si esta apuesta se explica porque Apple realmente cree que hay mercado, o bien porque ya es demasiado tarde como para ‘parar la maquinaria’. Sea como sea, se espera que Apple sea menos entusiasta con sus predicciones; además, es probable que en esta ocasión Samsung no sea el único proveedor, y que LG Display se encargue de al menos, una porción de la producción.

Si el Mini sigue sin vender, es posible que Apple se tire años arrepintiéndose; concretamente, todos los años que siga ofreciendo esta versión tendría que pagar a Samsung por las pantallas no usadas.

También te puede interesar...