Si la realidad virtual y la realidad aumentada no han llegado al primer nivel de la industria de los videojuegos, ha sido por esa falta de inmersión que adolecen algunos de sus sistemas. En España hemos visto alternativas para conseguir solucionar este problema, y desde OMICRONO hemos llegado a probar algunas de estas, como la versión de la startup española OWO.

Noticias relacionadas

En el contexto del CES de Las Vegas 2021, esta vez digital, bHaptics ha presentado su variante: la TactSuit, un chaleco háptico que tiene como único fin conseguir que sintamos distintas sensaciones en tiempo real. Aunque en este caso con un cambio sutil; las sensaciones se centrarán en el ambiente virtual, y no tanto en las reacciones.

Estos trajes se conectan al dispositivo vía Bluetooth en el que vamos a jugar en realidad virtual, evitando un cableado infinito por el camino y viene en dos modelos, uno con 16 motores de vibración y otro con 40. El único problema es que no serán precisamente baratos.

Sentir tu alrededor

Habrá un equipamiento completo adicional. bHaptics Omicrono

No es ni mucho menos la primera solución del estilo que hemos visto. Se centra en lo mismo que otras tantas alternativas; la sensación corporal. La realidad virtual nos sumerge en un mundo inmenso a nuestros ojos, pero que queda vacío dado que nuestro cuerpo no siente absolutamente nada. Es por esto por lo que estas soluciones se centran, usualmente, en el resto del cuerpo.

Pero esta clase de trajes suelen ser reactivos, como es el caso del de OWO. Recibir un balazo, sentir una puñalada, etcétera. En este caso, añadimos al plantel de sensaciones el entorno. bHaptics especifica que lo importante con este traje es sentir no tanto lo que te ocurre directamente como lo que está pasando a tu alrededor.

Algunos ejemplos son la lluvia que cae sobre nosotros o impactos directos del ambiente que no tienen por qué ser necesariamente ataques. bHaptics, además, asegura que TactSuit usa un sistema de software que convierte el audio en sensaciones hápticas, sintiendo retroalimentación al escuchar música, ver películas o sentir cosas escuchando sonidos dentro del título.

Quedan dudas sobre este concepto. El primero es el de la latencia, ya que funcionando con Bluetooth, estamos sujetos a ella. Un punto crucial, debido a que esta clase de sensaciones se deben dar al instante sin retardo, o quedarán artificiales para el usuario final. Por otra parte, queda por ver cómo funcionará esto por parte de los desarrolladores, que deberán adaptar sus títulos a estas tecnologías.

Habrá dos modelos: el X16 con hasta 16 puntos de vibración por 299 dólares y el X40, con 40 puntos, que subirá hasta los 499 dólares. No se sabe más acerca de su disponibilidad, aunque es de esperar que la tecnología se exporte a Europa.

También te puede interesar...