En España la pandemia por el coronavirus ha obligado a las personas a pasar más tiempo en sus casas, lo que a su vez ha impulsado el crecimiento de la industria del videojuego. Cada vez más usuarios disfrutan de esta tecnología, donde la precisión es algo vital para ganar. En ese sentido, una de las mejores opciones que se pueden encontrar es el ratón Trust GXT 970 Morfix (39,99 euros), diseñado para los jugadores más exigentes.

Noticias relacionadas

Trust, una conocida marca de periféricos gaming, tiene en el GXT 970 Morfix su nuevo ratón de alta precisión que también destaca por ofrecer grandes opciones de personalización, adaptándose a las preferencias de cada tipo de jugador. Un dispositivo que se presenta como una buena opción para aquellos que busquen un ratón a buen precio y de calidad.

Una de las características más interesantes de este periférico es que tanto el lateral derecho como el lateral izquierdo son intercambiables, con funciones diferentes dependiendo del uso que se le vaya a dar al ratón. Además, estas placas cuentan con un anclaje magnético, por lo que no hay tornillos. Por otro lado, y como buen dispositivo pensado para jugar, el ratón también incluye iluminación RGB que cambia automáticamente y un cable trenzado de 1,8 metros.  

Un diseño convencional

Innovar en el diseño de un ratón es una tarea complicada. En ese sentido, el Trust GXT 970 Morfix cuenta con un diseño tradicional con unos laterales un tanto particular, ya que las placas se pueden intercambiar. En el lado izquierdo del ratón, donde descansa el pulgar, se puede escoger entre dos placas: una con tres botones con un diseño similar al de un ratón gaming, y otra con nueve botones en una cuadrícula de 3x3, que es perfecto para usar en juegos MMO, MMORPG y MOBA.

El Trust GXT 970 Morfix tiene placas laterales intercambiables. Nacho Castañón Omicrono

Por su parte, en el lado derecho también se puede elegir entre dos placas diferentes, aunque aquí no se ofrecen botones. En esta ocasión, las placas para este lateral del periférico están centradas en cómo se agarra el ratón, si se prefiere que el dedo anular descanse sobre el ratón o que lo haga en el lado.

Unas placas magnéticas que se retiran e instalan fácilmente, ya que basta con sacarlas un poco con el dedo para desmontarlas y empujarlas ligeramente para instalarlas. Continuando con su diseño, pensado para diestros, el Trust GXT 970 Morfix cuenta con el logo de la sección gaming de la compañía que se ilumina según el perfil de PPP (puntos por pulgada) que se utilice.

El Trust GXT 970 Morfix cuenta con luces RGB y un diseño convencional. Nacho Castañón Omicrono

En la parte frontal, la rueda de desplazamiento presenta una rugosidad específica y unos laterales translúcidos, que también se iluminan. Justo debajo se encuentran dos botones con los símbolos 'más' y 'menos', que permiten navegar por los diferentes perfiles PPP. En la zona inferior trasera hay una tira RGB con un diseño de arcoíris que cambia de color automáticamente.

En general, este ratón destaca por su facilidad para adaptarse a todo tipo de jugadores. Es un periférico largo y dispone de un cable trenzado, que además de ser algo estético, ofrece menos desgaste del protector de plástico de los cables. El Trust GXT 970 Morfix es un ratón cómodo de usar que ofrece un buen agarre y, gracias a su personalización, se adapta a cualquier tipo de mano.

Botones personalizables

El logo y la rueda de desplazamiento del ratón se iluminan de un color diferente dependiendo del perfil de PPP. Por ejemplo, en rojo el puntero se desplaza lentamente, mientras que cuando el ratón se ilumina en morado se desplaza rápidamente. De esta manera, se puede saber en todo momento el perfil en el que se está y cambiarlo dependiendo de la necesidad con tan solo pulsar las teclas de 'más' y 'menos' situadas debajo del scroll.

Este periférico también dispone de un sensor PixArt PMW3325 con una resolución de 10.000 PPP, que cuenta con una aceleración máxima de hasta 20 G y soporta una tasa de sondeo de hasta 1.000 Hz. La experiencia durante las semanas de prueba ha sido realmente satisfactoria, con una alta precisión y una sensibilidad que han sido de gran ayuda a la hora de trabajar como para jugar, aunque al principio cuesta hacerse un poco a los botones laterales si no se tiene experiencia con este tipo de periféricos.

El software para personalizar los botones es simple. Nacho Castañón Omicrono

Los botones del Trust GXT 970 Morfix se pueden personalizar, y esto es uno de sus aspectos más llamativos. Para ello, hay que instalar un software gratuito en el ordenador, que se puede descargar directamente desde la página de Trust y cuya dirección se encuentra en una etiqueta amarilla en el cable del ratón. Un software simple pero que permite gestionar los perfiles de PPP y personalizar los botones al gusto.

En el lado izquierdo de la pantalla se encuentran las opciones para personalizar los botones, mientras que en la derecha se sitúan las herramientas para gestionar los colores de cada perfil, así como los PPP. Incluso se puede administrar diferentes perfiles y ajustar otros parámetros. El software es bastante sencillo de utilizar y algo básico, pero cumple perfectamente con su cometido.

¿Me lo compro?

El Trust GXT 970 Morfix (39,99 euros) es un ratón grande, un poco pesado, pero realmente interesante para jugar. Entre sus puntos más destacados se encuentran tanto su alta precisión y su sensibilidad, como sus laterales intercambiables con botones que se pueden personalizar, adaptándose al tipo de usuario y al juego.

Así es la parte trasera del Trust GXT 970 Morfix. Nacho Castañón Omicrono

Por otro lado, ofrece un buen agarre, un cable trenzado resistente e iluminación RGB, que tan de moda está en el mundo gaming. Por su parte, el software para personalizar el periférico es sencillo y algo simple, lo que permite tener todo en una misma pantalla para realizar el proceso de manera rápida.

En general, el ratón ofrece un diseño convencional, un buen agarre y una serie de características que permiten adaptarse a las necesidades de cada momento. Sin embargo, es un ratón para usar únicamente con la mano derecha y, como punto a mejorar, se echa en falta poder personalizar el RGB.