Puede que las nuevas gráficas de Nvidia RTX 3000 aún sean muy difíciles de conseguir en España, pero eso no ha impedido que el fabricante esté explorando las posibilidades de su nueva plataforma.

Noticias relacionadas

Las nuevas RTX 3070, 3080 y 3090 están basadas en la plataforma Ampere, centrada en aprovechar la máxima potencia de RTX para todo tipo de computación; desde ray-tracing (trazado de rayos) hasta Inteligencia Artificial.

En efecto, los gráficos de videojuegos suponen sólo una parte de los negocios de Nvidia, que también ofrece sus productos para todo tipo de profesionales y para servidores.

El ordenador de Nvidia

Así se entiende el lanzamiento del DGX Station A100, un increíble ordenador de sobremesa que puede tener hasta 320 GB de memoria de vídeo. Por comparar, una RTX 3090 tiene 24 GB de memoria de vídeo y eso ya es 'pasarse' para la mayoría de usuarios, incluso en las resoluciones más altas como 8K, para las que la nueva tarjeta está preparada.

La nueva Nvidia A100 de 80 GB Nvidia Omicrono

Semejantes cifras llegan gracias a la nueva A100 de 80 GB, la nueva GPU de Nvidia diseñada para la supercomputación de Inteligencia Artificial; en otras palabras, es una gráfica diseñada específicamente para el aprendizaje automático y todas sus aplicaciones.

También basada en Ampere, la A100 de 80 GB multiplica por dos el ancho de banda de su antecesora, con transferencias de nada menos que 2 terabytes por segundo de ancho de banda. A esa velocidad la GPU es capaz de ejecutar modelos más grandes y complejos, usando más datos para conseguir resultados incluso mejores.

Toda una bestia

El DGX Station A100 parece un simple ordenador de sobremesa, destacando principalmente por la tonalidad dorada de la torre; pero en realidad no se diferencia mucho del DGX A100 normal, que es un servidor diseñado para 'racks'. La diferencia está en el formato, que permite usar este ordenador en una oficina más fácilmente.

Lamentamos deciros que este ordenador no es para el usuario medio, y ni mucho menos es para jugar.  Con un rendimiento de 2,5 petaflops en Inteligencia Artificial, este ordenador está pensado para investigación científica, desarrollo de aprendizaje automático, y otras tareas similares.

Nvidia DGX Station A100 Nvidia Omicrono

El DGX Station A100 cuenta con nada menos que cuatro gráficas A100, de ahí la cifra de 320 GB de memoria de vídeo. Para aprovecharlas, este ordenador es el único que soporta la tecnología MIG de Nvidia, para conseguir 28 instancias de GPU separadas y ejecutar varios procesos en paralelo sin afectar al rendimiento.

Eso no quita que no sea impactante, y nos preguntamos si algún 'loco' no intentará comprarlo para uso personal; aunque teniendo en cuenta que Nvidia no ha hecho público el precio, no nos queremos ni imaginar lo que tendrá que pagar.