Hace escasos días vimos en España las nuevas bombillas de Lidl. Un lanzamiento que vino acompañado de un catálogo completo de dispositivos para conformar un hogar conectado usando tecnología Zigbee. Todo por un coste competitivo respecto a las alternativas de otras marcas, como Philips.

Noticias relacionadas

Pero ¿realmente merecen la pena? La idea detrás de estos dispositivos es que los usuarios podamos tener un hogar conectado sin desembolsar demasiado dinero con un ecosistema básico pero eficaz. Incluso los aparatos no tanto dedicados a la emisión de luz tienen costes bastante asequibles.

Repasaremos cuáles son estos dispositivos, qué precios tienen y cómo funcionan; si son complicados de configurar y si realmente su precio hace que sean cuanto menos accesibles.

Todos los dispositivos

Hablamos de bombillas, pero hay mucho más, De hecho, Lidl se ha volcado en la domótica con un ecosistema completo siempre con la idea de los precios bajos en mente. Tenemos desde la centralita domótica que podremos adquirir por separado (algo resuelto si tenemos, por ejemplo, uno de los últimos Amazon Echo disponibles) hasta enchufes inteligentes en forma de regleta. Esta es la lista completa:

Como podemos ver, tenemos bombillas inteligentes desde 7.99 euros, y podemos acceder a varios sets que incluyen un mando a distancia. Tentadora es la tira LED RGB por 22.99 euros, sustancialmente más económica que otras tiras inteligentes de otros fabricantes. Además, es llamativo que Lidl haya mantenido los costes para sus bombillas de ojo de buey y que ofrezca distintos factores de forma, como la regleta de enchufes inteligentes o distintos sensores de movimiento.

Todos estos dispositivos usan el estándar de comunicación Zigbee 3.0, es decir, una comunicación inalámbrica cifrada alternativa al WiFi. Este es un protocolo de comunicación abierto que usa ondas de radio de baja energía. Así, todos los dispositivos inteligentes se comunicarán entre ellos en vez de conectarse a nuestro WiFi, evitando así saturar la red.

El mayor problema de usar Zigbee es que necesitaremos una centralita. Como hemos dicho, algunos altavoces inteligentes compatibles con Zigbee (como los Echo de Amazon) pueden servir como centralitas, pero idealmente necesitaremos un concentrador, hub, o puente como el de Philips, el Hue Bridge. Lidl vende el suyo propio por 29.99 euros.

¿Cómo funciona?

Pegatina de instrucciones de los accesorios de Lidl. Lidl Omicrono

Una de las ventajas de Zigbee es su facilidad de uso. Como es habitual en el resto de ecosistemas de otras marcas, necesitaremos una aplicación para smartphones que podremos descargar para Android y para iOS. Desde ahí, tendremos que configurar la central domótica y desde ahí configurar todos los dispositivos.

Primero debemos conectarlo todo, incluida la central. La central debemos conectarla a la toma de corriente y al router mediante un cable Ethernet para que tenga conexión. Una vez hecho esto, cuando queramos añadir un dispositivo, tendremos que seguir los pasos que nos marcará la aplicación junto con la central, que implicará pulsar un botón.

Una vez configurada la centralita, todos los dispositivos que compremos se asociarán a ella y podremos usarlos desde la aplicación de nuestro móvil. Si lo configuramos con nuestro altavoz inteligente compatible, ya sea con Alexa o con Google Assistant, podremos lanzar comandos de voz para gestionar nuestros aparatos.