OnePlus ha lanzado en España el OnePlus 8T, una renovación del OnePlus 8 l y que se convierte de golpe y porrazo en el smartphone Android de gama alta perfecto para recomendar. Es potente, viene con pantalla plana, tiene una buena cámara, una carga rápida de infarto y un precio más barato. 

Noticias relacionadas

El OnePlus 8T es menos continuista de lo que cabría esperar. Si en el modelo lanzado en abril contábamos con una pantalla curvada y alineación de cámaras en la parte central, en esta ocasión contaremos con un diseño completamente renovado y cuyo factor diferencial será la pantalla, que pasa a ser plana, una de las grandes peticiones de los fans de la marca. 

En su interior el 8T es todo potencia. Sigue montando el último chip de Qualcomm con 5G aunque sube en calidad de almacenamiento con memoria UFS 3.1 de hasta 256 GB, dispone de carga superrápida de 65W y una pantalla con una baja latencia y una altísima tasa de refresco de 120 Hz.

OnePlus 8T. Chema Flores Omicrono

Sin embargo, su gran baza es el precio. El OnePlus 8T cae por debajo de los 600 euros (599€) para la versión de 8 GB + 128 GB de almacenamiento (100€ más para la versión de 12GB+256GB). Esto es 109€ menos que su predecesor, lo que le convierte en la referencia de aquellos que quieren un móvil potente, con buen rendimiento y a un precio contenido. 

Diseño 

A diferencia de lo que ha pasado tradicionalmente, el OnePlus 8T es el que más se distancia a nivel de diseño del modelo que le precede. En esta ocasión perdemos la disposición de la cámara, el tipo de pantalla y hasta la terminación trasera. Y no es necesariamente una mala noticia.

A primera vista el OnePlus 8T recuerda más a una versión premium del OnePlus Nord lanzado el pasado verano que al OnePlus 8. Su pantalla plana y su trasera de cristal con menos pulido se asemejan. Sin embargo, en cuanto comencemos a darle uso notaremos estar un escalón por encima. 

De izq a der: OnePlus 8, OnePlus 8T y OnePlus Nord. Chema Flores Omicrono

El nuevo OnePlus opta por un panel Fluid AMOLED flexible, lo que permite esconder los bordes en la parte interna para estrechar los marcos hasta el mínimo posible. Y es que este fin de los marcos fue uno de los grandes motivos de la compañía para dar el salto a los paneles curvados. Ahora han sido capaces de hacerlo también en pantalla plana y han querido brindar una alternativa con el hardware más potente. 

La pantalla plana era una de las grandes peticiones de su comunidad de usuarios. Querían un gama alta cuyo panel no estuviese curvado. Sin embargo, OnePlus explica que hasta que no ha podido disponer de ese panel flexible para esconder los marcos no merecía estar en su propuesta de gama alta.

OnePlus 8T Chema Flores Omicrono

La pantalla FullHD de 6,55 pulgadas (2400x1080 píxeles a 402 ppp) rinde a un gran nivel en reproducción de contenido con brillo de 1.000 nits, HDR10+, soporte SRGB y una excelente fidelidad de colores. Sin embargo, el verdadero punto que inclina la balanza es la tasa de refresco a 120HZ y los 240Hz de toque de pantalla, lo que aporta una sensación de fluidez sobresaliente. Eso sí, hemos de ser conscientes de que si queremos subir la calidad a 2K tendremos que ir al 8 Pro.

Por su parte en la parte trasera el módulo de cámaras se ha movido al lateral izquierdo. Aunque como en el Nord encontramos cuatro lentes, la disposición es distinta y el hueco destinado a ellas es mayor. Este cambio de concepto se debe a los cambios en el sistema de refrigeración interno. 

Alert Slider en el lateral del OnePlus 8T. Chema Flores Omicrono

En los laterales tenemos la misma terminación metálica que en los OnePlus 8 y se mantiene el Alert Slider, una de las señas de identidad de la compañía y que, cuando probamos móviles de otras marcas, se acaba echando de menos.

Carga súper rápida 

Otro de los puntos donde el OnePlus 8T brinda una nueva experiencia es en su sistema de carga rápida con Warp Charge 65 con 65W. Esta capacidad no es nueva en el mercado y la hemos visto recientemente en el Realme 7 Pro, sin embargo, OnePlus la lleva a un nuevo nivel, irónicamente, poniéndole límites. 

La nueva capacidad de carga básicamente duplica la capacidad de carga 30T de la generación anterior. Ahora tenemos una batería de 4.500 mAh, mayor que el OnePlus 8, y que permite cargar de 0 a 60% de capacidad en 15 minutos. Un tiempo que, para la mayoría de usuarios, da para aguantar para todo el día. Se acabó cargar el móvil por la noche.

La nueva batería del teléfono está estructurada en dos celdas, lo que le permite llenarse a la vez y al mismo tiempo. Por tener una forma visual de cómo funciona el sistema, basta cómo sería llenar dos piscinas a la vez con una tubería con un caudal muy fuerte. 

OnePlus 8T. Chema Flores Omicrono

Esta división permite controlar mejor la carga y asegurar que el proceso se realiza correctamente sin poner en riesgo el sistema. Ahora el cargador cambia añadiendo un chip de seguridad adicional. Asimismo, el teléfono viene con 12 sensores de temperatura para asegurar que podremos seguir usándolo (ideal para gaming) sin problema mientras está cargando. Ahora tenemos además una cámara de vapor que permite refrigerar mejor al 8T. Es el cargador el que se calienta, no el móvil.

El nuevo cargador permite cargar otros dispositivos hasta 45W, y podremos cargar el 8T con otros cargadores a un máximo de 27W de velocidad. Eso sí, hemos de ser conscientes de que la carga inalámbrica se mantiene de forma exclusiva para el modelo Pro.

OnePlus 8T. Chema Flores Omicrono

Esta carga rápida se combina con la potencia bruta que teníamos en la generación anterior. Qualcomm Snapdragon 865, Adreno 650, 8 GB de RAM LPDDR4X y un almacenamiento UFS 3.1 de hasta 256 GB. Un músculo que permite que la experiencia usando aplicaciones pesadas sea excelente y el teléfono no se resienta en absoluto, gracias en buena parte al nuevo sistema de disipación de calor. 

Cámaras

En cuanto a la capacidad fotográfica, no encontraremos un gran salto pero sí pequeños avances que hacen la experiencia mejor. Ahora tenemos cuatro lentes: la principal se mantiene en el sensor Sony IMX586 de 48 megapíxeles a f/1.7 con estabilización óptica y digital, al igual que el ultra angular con la cámara de 16 megapíxeles a f/2.2 con un rango de 123 grados. Le acompañan un macro de 5 megapíxeles más grande y una lente monocromo pensada para obtener más detalle.

OnePlus 8T Chema Flores Omicrono

Los cambios que notaremos en la cámara con respecto a la generación anterior son sutiles, pero se notan. Tenemos evolución a base de software con un mejor procesado y un mejor reconocimiento de las escenas. Eso sí, aunque el macro funciona mejor, nos habría encantado en el uso que le hemos dado tener un zoom óptico en vez un macro y una lente para blanco y negro.

Donde sí se nota un salto de calidad mayor es en el vídeo. A la estabilización óptica híbrida, el 4K a 60 fps o el modo cine, se suma en esta ocasión el video retrato, una funcionalidad muy conseguida que hace que podamos desenfocar el fondo de un sujeto con facilidad y de forma efectiva. El resultado final es resultón. 

Cámara frontal del OnePlus 8T. Chema Flores Omicrono

Con respecto a la cámara frontal tenemos un sensor Sony IMX471 de 16 megapíxeles perforado en el panel que mantiene el tipo de la generación anterior y que permite grabar vídeo a 1080 a 30 fps, así como un modo retrato a través de software.

Sistema operativo

Uno de los cambios más llamativos con respecto a las generaciones anteriores lo tenemos en OxygenOS 11, la capa de personalizalización basada en Android 11. Funciona con la misma frescura y fluidez que cabría esperar de un teléfono OnePlus, sin embargo, en esta ocasión tenemos un diseño más limpio en el que notaremos cambios pensados para manejar mejor el teléfono a una mano. 

OnePlus 8T Chema Flores Omicrono

Contaremos con menús más claros, con amplios espacios en la parte superior de la pantalla que nos servirán de guía pero que, en la mayoría de los casos, no tendremos que interactuar con ella. Por lo que podremos mantener la otra mano en el bolsillo. El modo oscuro se ha mejorado, así como su pantalla on display que ahora podrá mostrar más información sin drenar la batería. 

¿Me lo compro?

Si estás buscando un móvil de gama alta Android a un precio ajustado. No lo dudes, el OnePlus 8T es tu teléfono. Los 599€ son un caramelo en un mercado ultracompetitivo y que hace concesiones que OnePlus no ha hecho en el 8T. El teléfono no es perfecto y se echa de menos un zoom, pero es una bestia de rendimiento y la experiencia se encuentra entre las mejores que hemos podido probar. 

OnePlus 8T Chema Flores Omicrono

A la potencia bruta que cuenta en su interior cabe sumarle el rendimiento de OxygenOS 11 y la frecuencia de actualizaciones a través de software que irán llegando en las próximas semanas. Éstas mejoran la experiencia así como la seguridad del smartphone. 

OnePlus ha conseguido con el 8T la perfecta combinación de calidad y precio que da gusto recomendar, tanto, que hasta aconsejarás a tu cuñado que lo compre.