Pornhub, la página cuyo nombre aparece en más chistes y memes en Internet de España y del mundo en general, es ya algo más que una web porno. Ya es todo un gigante que se ha extendido al sector de la publicidad, de los servicios de Internet como VPN, o que incluso ha intentado competir con las últimas modas como TikTok.

Noticias relacionadas

Es cierto que muchos de los proyectos que ha iniciado en los últimos años son más campañas publicatias que productos reales, pero han conseguido su propósito, que se hable de una página de la que normalmente no solemos hablar en público.

El último proyecto parece ser diferente, algo más que una maniobra de 'marketing'; se trata del lanzamiento de una serie de productos de satisfacción sexual, una gama completamente renovada que ofrece a través de su tienda oficial.

Pornhub lanza dispositivos "inteligentes"

La compañía ya tenía una tienda en la que ofrecía todo tipo de juguetes sexuales, pero ahora ha sido renovada con nuevos aparatos de todo tipo; aunque sin duda alguna, los que más destacan son los que usan las nuevas tecnologías.

El Blowbot es uno de estos dispositivos. Se trata de un dispositivo oficial de Pornhub (con la marca incluida) que se puede conectar con la página de Pornhub y con vídeos compatibles para ofrecer una experiencia muy diferente a lo acostumbrado.

Interior del Blowbot de Pornhub Pornhub Omicrono

A simple vista, el Blowbot parece un dispositivo dirigido a hombres como el Satisfyer Men o el Arcwave Ion del que hablamos ayer. Sin embargo, su funcionamiento no es tan avanzado, y se centra únicamente en el movimiento.

Lo realmente interesante es que este dispositivo puede ser configurado con la app oficial de Pornhub, para que se conecte con los vídeos que estamos viendo y sincronizarse con los movimientos que aparecen.

Sexo a distancia

En otras palabras, el Blowbot nos permite disfrutar de lo mismo que están disfrutando en el video porno que estamos viendo; eso sí, sólo es compatible con algunos vídeos por lo que la mayoría de las veces funcionará como cualquier otro aparato similar.

Otra ventaja que tiene es que se puede sincronizar con otro juguete interactivo a través de la app; por ejemplo, nuestra pareja podría estar usando otro dispositivo en la otra parte del mundo, y los movimientos estarán sincronizados. El sexo virtual como nunca.

El Blowbot cuesta 126,90 €, y ya está disponible en la página de Pornhub. Además, también ha lanzado toda una gama de juguetes sexuales, con el lema "No es mi trabajo", insinuando que demasiada gente usa objetos para satisfacerse que no son para esa función.