Cada vez más españoles optan por vehículos que se impulsan mediante electricidad debido a sus ventajas. Una tendencia que también se está popularizando en el mundo de las bicicletas.

Noticias relacionadas

Pese a ello, son muchos los que han invertido mucho dinero en bicicletacletas tradicionales y no contemplan cambiarlas por modelos eléctricos. En esos casos, resultan tremendamente interesantes los kits capaces de convertir bicicletas estándar en eléctricas.

No obstante, el principal problema es que dichos kits suelen requerir cambiar una de las ruedas por otra motorizada y realizar otras modificaciones. Y ahí es donde se hace valioso Elevate, un dispositivo que solo necesita instalarse sobre el freno del disco trasero para llevar a cabo esa electrificación.

Electrificando bicicletas de montaña

Bimotal, una startup estadounidense, es quien está detrás de este peculiar dispositivo al que han bautizado como Elevate y que ha sido desarrollado específicamente para la electrificación de las bicicletas de montaña. Toby Ricco, fundador de la empresa, decidió inventarlo después de sufrir una lesión de esquí que le dificultaba volver a subir colinas con demasiada pendiente.

Elevate incorpora un motor de 750 vatios que permite ir hasta aproximadamente 45 kilómetros por hora, una batería de litio de 250 Wh que logra entre 24 y 48 kilómetros de autonomía, un rotor de freno que reemplaza al de la bicicleta y un control remoto que se monta en el manillar.

¿Cómo funciona?

Al activar dicho control remoto, un engranaje del motor activa el rotor del freno, logrando así girar la rueda y alcanzar velocidades de hasta 45 kilómetros por hora. Sin duda, se trata de una característica que puede resultar atractiva para aquellos que quieran iniciarse en el mundo de la bicicleta de montaña o que sufran problemas de salud que les impidan dar ese esfuerzo extra.

Cabe recalcar que a día de hoy Elevate está cableado y solo funciona con aceleración, aunque Ricco ha declarado a New Atlas que ya están trabajando en ofrecer conectividad Bluetooth y en una función de asistencia al pedaleo.

Si los ciclistas no quieren seguir usando el sistema, bastará con quitar la batería y el motor, tarea que apenas les llevará unos segundos, como se puede observar en el vídeo. Elevate solo pesa 2,7 kilogramos, por lo que los usuarios no notarán demasiado el cambio una vez montados a la bicicleta.

Aunque aún no se ha lanzado comercialmente, ya es posible reservar el Bimotal Elevate a un precio de 1.950 dólares (aproximadamente unos 1.647 euros). Está planeado que las primeras entregas se realicen a principios de 2021.