La pausa a la que se han visto obligadas competiciones como la Formula 1 por la pandemia mundial al menos ha servido para que mucha gente descubra que los simuladores de conducción pueden ser tan o más entretenidos que la vida real.

Noticias relacionadas

Las competiciones online de juegos como Asseto Corsa o iRacing ha motivado a mucha gente a tomarse los juegos de carreras algo más en serio; la verdad es que el realismo que han conseguido es tremendo, pero contar con un buen conjunto de volante y pedales es la clave.

No hace mucho hablamos de la opción más evidente para la mayoría de jugadores, el Logitech G923, un volante de calidad con sensaciones táctiles realistas. Pero, ¿y si el dinero no es un problema? En ese caso puede que busques un simulador completo que se acerque más a la realidad, y Aston Martin tiene justo lo que necesitas.

El simulador de Aston Martin

El fabricante británico ha presentado, en colaboración con Curv Racing Simulators, un nuevo simulador que trae todo lo necesario para conseguir la experiencia más realista, como si estuviésemos conduciendo un supercoche de la marca.

Esto no es exageración; la cabina del AMR-C01 está fabricada en fibra de carbono y se puede conseguir tanto en los colores clásicos de Aston Martin (el verde británico) como en el más estridente usado en sus coches de competición en las 24 horas de Le Mans.

Simulador de Aston Martin Aston Martin Omicrono

El frontal de la cabina se asemeja al de su "hipercar" más reciente, el Valkyrie, un coche tan brutal que prácticamente sólo los pilotos de F1 podrían sacarle todo el partido. En el interior, un asiento que nos permite tomar exactamente la misma postura que en el coche real.

De la parte técnica se ha encargado Curv Racing, incorporando una pantalla, el volante y pedales, además del software, que en este caso es el mencionado Asseto Corsa. A los mandos de Curv Racing está un habitual de Aston Martin, el piloto Darren Turner, así que al menos la fidelidad está garantizada.

La opción más extrema

Aston Martin afirma haberse tomado muy en serio este proyecto, ya que aunque no es un coche, debe "exudar la misma elegancia, demostrar las mismas líneas dinámicas y el equilibrio de las proporciones que cualquier Aston Martin". La idea es que no seas capaz de distinguirlo de un Aston de verdad.

Simulador de Aston Martin Aston Martin Omicrono

Y no es para menos porque este también será un producto de lujo, costando lo mismo que muchos coches deportivos: nada menos que 62.300 € (impuestos no incluidos); toda una barbaridad, pero en Aston Martin son conscientes de que no es para todo el mundo: la producción estará limitada a 150 unidades, convirtiéndolo en un objeto más exclusivo que muchos coches de la marca.