Omicrono-EE Agencias

Pasar por la tienda de conveniencia del barrio es casi un rito para muchos españoles. De hecho, un estudio del año pasado de la asociación Aecoc recogía que casi el 40% de los consumidores realizan sus compras diarias en este tipo de comercios.

Noticias relacionadas

Algunas claves de su éxito son la comodidad, la cercanía, los amplios horarios así como la cercanía que es establece con el dependiente que, a fuerza de costumbre, ya nos conoce y sabe qué vamos buscando. Sin embargo, todo está a punto de cambiar de la mano de la robótica y la inteligencia artificial. 

Si primero fue Amazon la que apostó por renovar la idea de los supermercados con tiendas que no tienen cajas y carros inteligentes con sensores integrados, ahora es una compañía robótica japonesa la que quiere que las tiendas de conveniencia -que suelen tener horarios de unas 18 o 20 horas apuesten por robots para ser atendidas. 

Model T

El próximo mes de agosto un robot desarrollado por el fabricante Telexistence comenzará a colocar sándwiches, bebidas y comidas preparadas en los estantes de  FamilyMart, una conocida cadena nipona de tiendas de conveniencia, en la que será la primera gran prueba de la compañía con la que espera una revolución minorista que llene estos comercios de robots tenderos. 

Robot Model T, de Telexistence. Reuters Omicrono

Denominado como Model T, en honor al Ford que cambió la automoción, la idea de la compañía es que su robot se popularice tanto como el icónico coche y sea todo un fenómeno de masas. Así lo creen también Softbank, el operador KDDI y Airbus, que han respaldado el proyecto. 

En un primer momento los robots necesitarán ayuda humana, pues tendrán que ser controlados manualmente. Eso sí, la gestión será remota y los operadores pueden estar en cualquier lugar gracias a una administración remota de las franquicias, explica a Reuters el gerente general de la franquicia, Tomohiro Kano.

Robot Model T, de Telexistence. Reuters Omicrono

El siguiente pasó llegará cuando la inteligencia artificial (IA) de las máquinas pueda aprender a imitar los movimientos humanos. Un gran paso en la autonomía que hará que los robots Model T gestionen la tienda por sí mismos.

Family Mart no será la única en apostar en Japón por este innovador sistema de atención, y es que la cadena de tiendas rival, Lawson, también desplegará su primer robot en septiembre, según reconoce el director ejecutivo del fabricante de robots, Jin Tomioka.

¿Un robot para el hogar?

Robot Model T, de Telexistence. Reuters Omicrono

Aunque cada vez estamos más acostumbrados a ver robots en más entornos, aún llaman la atención e incluso desconfiamos de ellos en lugares de nuestro día a día. Es por eso que el Model T no cuenta con un diseño que se asemeje a un humano, explica el responsable de Telexistence.

Desde que comenzó el brote del coronavirus, hoteles, restaurantes e incluso compañías de gas y petróleo se han puesto en contacto con Telexistence para encontrar nuevas soluciones que permitan el distanciamiento entre personas y el teletrabajo. 

Robot Model T, de Telexistence. Reuters Omicrono

La idea de Model T es que en un futuro cercano podrían usarse adaptaciones del robot en múltiples y variados entornos, llegando incluso a hospitales para que los cirujanos puedan realizar operaciones desde ubicaciones remotas, apunta el profesor Takeo Kanade, un científico de IA y robótica en la Universidad Carnegie Mellon en EEUU, que se unió a Telexistence en febrero como asesor.

El próximo gran paso de este tipo de robots es dar el salto como asistente del hogar, el reto más difícil hasta ahora. Y es que los expertos de la compañía apuntan a que  podrían pasar otros 20 años antes de que los robots puedan trabajar en los hogares de las personas.

"Para que los robots sean realmente utilizables en casa, realmente tenemos que poder comunicarnos. Lo fundamental que falta es saber cómo se comportan los humanos", reconoce Kanade.