El SOS Key Tool es un dispositivo que permite robar coches, seleccionando el fabricante y el modelo usando unos controles que, extrañamente, se parecen a los de la Game Boy.

Noticias relacionadas

Los ladrones de coches no se han quedado en las técnicas del siglo XX; puede que los sistemas 'sin llave' que usamos a diario sean más seguros sobre el papel que un trozo de metal, pero siguen teniendo agujeros.

Un agujero muy común se encuentra en la comunicación entre nuestra llave y el sistema de seguridad del coche; en OMICRONO hemos visto muchos casos de ladrones que en apenas unos segundos pueden copiar el código de la llave a distancia y llevarse el coche.

El método para robar coches sin conseguir la llave

El SOS Key Tool es un dispositivo diseñado para explotar una vulnerabilidad similar y haciéndose pasar por la llave real de nuestro coche. Lo sorprendente es que no está diseñado sólo para un único modelo, sino que usando su pantalla a color es posible seleccionar entre diferentes fabricantes y vulnerabilidades.

El dispositivo funciona de manera sencilla; el atacante debe acercarse al coche y activar su sistema de proximidad, para que sea el coche el que busque la llave; eso se suele conseguir pulsando un botón en el manillar de la puerta.

Normalmente esto funciona así para casos en los que el coche no reconozca que nuestras llaves están cerca; al intentar abrir la puerta, el coche automáticamente busca las llaves.

Al forzar esta búsqueda, el aparato es capaz de capturar y registrar la señal única de ese coche, y actuar como si fuese una llave convencional. A partir de entonces, es posible abrir las puertas y arrancar el motor; el resto es historia.

Fácil de usar

El modelo que ha aparecido en tiendas y apps de mensajería instantánea está especializado en modelos de Kia, Hyundai, Nissan y Mitsubishi, y por el momento no está claro si hay más versiones compatibles con otros fabricantes.

Esa lista de fabricantes sonará a los lectores de OMICRONO. Fue el pasado marzo cuando nos hicimos eco de una investigación que reveló que los chips de las llaves de algunos fabricantes son inseguros. Millones de coches de Toyota, Hyundai y Kia se podían 'hackear' en segundos de esta manera. No sabemos si este dispositivo se aprovecha de esa vulnerabilidad, pero puede que sea más que una coincidencia.

Este dispositivo para robar coches permite escoger el modelo Omicrono

Todo indica que los creadores de este dispositivo lo han diseñado con la facilidad de uso en mente, para que el futuro ladrón sólo tenga que buscar el modelo en cuestión para aprovecharse de estas vulnerabilidades.

Claro, que eso tiene un precio: nada menos que 22.000 €, algo ridículo pero que claramente juega con la promesa de que el ladrón podrá recuperar la inversión en poco tiempo. Pese a todo, sus creadores, la compañía búlgara SOS Autokeys, afirma que no quiere vender este dispositivo a nadie con "intenciones ilegales"; aunque en la práctica, lo vende a cualquiera que lo pida y lo pueda pagar.

¿Por qué se parece a una Game Boy?

Pero todo eso no responde la mayor pregunta que tenemos. ¿Por qué se parece a una Game Boy? Por algún motivo, los diseñadores han decidido inspirarse en la clásica consola portátil de Nintendo, aunque las proporciones no son exactamente las mismas; el detalle más evidente es la gran antena que sale de la parte superior.

Se nos ocurren algunas razones detrás de este diseño. La más probable es que los programadores hayan buscado un diseño que puedan producir en masa sin pagarle a nadie; hay muchas consolas 'retro' basadas en el diseño de la Game Boy, y probablemente habrán copiado u obtenido los planos de otro proyecto. Buscaban algo que tuviese pantalla y botones, y lo encontraron.

Otra opción es que sea un intento de pasar desaparecibido; que parezca que el ladrón está jugando cuando se para al lado de un coche aparcado. Claro, que ¿quién juega con una Game Boy a estas alturas, y más una con una antena semejante?