El Oculus Go será oficialmente descatalogado, después de que Facebook haya decidido apostar por una realidad virtual más completa y capaz que la que ofrecía este dispositivo.

Noticias relacionadas

Con el Oculus Go, el objetivo de Facebook era ofrecer una experiencia de realidad virtual para todo el mundo. Por ejemplo, fue uno de los primeros dispositivos que lo tienen todo incluido, y no necesitan ser conectados a un potente ordenador para funcionar.

Gracias a la tecnología móvil y a sensores internos, el Go es capaz de funcionar en cualquier parte y sin necesidad de comprar accesorios. En nuestras pruebas, elogiamos al Go por su accesibilidad, su reducido peso y por las posibilidades que ofrecía.

Oculus Go, muerte por obsolescencia

Sin embargo, ya entonces aclarábamos que las experiencias que eran posibles con el Go eran muy simples; sólo los juegos más sencillos y las experiencias de vídeo en 360 grados realmente son recomendables.

El motivo es que el Go es un dispositivo muy limitado técnicamente. No solo por el mando incluido, sino porque sólo es capaz de registrar tres grados de libertad; en otras palabras, sólo detecta la rotación de la cabeza, pero no es capaz de saber si la estamos moviendo hacia delante o hacia atrás, por ejemplo.

El Oculus Go no tiene cámaras, ni el nuevo mando del Quest

Aunque parezca un error, esta fue una decisión consciente de parte de Oculus, que quería dirigir el Go a un público más casual y para disfrutar de experiencias multimedia y juegos sencillos.

Para los usuarios que quieran más, Facebook lanzó el Oculus Quest; un visor que también tiene todo el hardware integrado, pero que cuenta con seis grados de libertad y por lo tanto es capaz de detectar nuestros movimientos con mayor precisión y fidelidad.

Facebook cambia su apuesta

La diferencia entre la experiencia del Quest y el Go es como la noche y el día una vez que la pruebas, y en OMICRONO la definimos como "el siguiente paso en realidad virtual". Una vez que te das cuenta de las posibilidades que se abren, es difícil volver al Go.

Eso explica que el Quest haya tenido mucho más éxito que el Go, pese a costar casi 300 € más gracias a las importantes rebajas que ha disfrutado el Go en los últimos meses. Eso, y que en general es un dispositivo mucho más recomendable gracias a los mandos y las apps compatibles, claro.

Eso ha convencido a Facebook de que los usuarios no están interesados en la realidad virtual más simple; así que ha decidido apostar completamente por la más completa. En el anuncio de la discontinuación del Oculus Go, Facebook afirma que ha escuchado a los usuarios que creen que los seis grados de libertad son el futuro de la realidad virtual.

El Oculus Quest ha convencido a muchos más usuarios que el Go

Como resultado, Facebook dejará de vender el Oculus Go a partir de diciembre de 2020, y ese mismo mes ya no se añadirán nuevas apps a la tienda de Oculus compatibles con el Go.

Si tenemos un Oculus Go, podremos seguir usándolo, y seguiremos recibiendo actualizaciones de seguridad hasta el 2022; pero no recibiremos nuevos juegos o apps.

Facebook se centrará en el Oculus Quest y el Oculus Rift, lo que nos despierta una gran duda: ¿se acabó el sueño de la realidad virtual barata? Pese a sus limitaciones, el Go era un punto de entrada en la realidad virtual muy barato. Facebook ni siquiera ha confirmado si está trabajando en un sucesor del Go con más sensores, así que por ahora, parece que el Quest será el nuevo punto de entrada.