La movilidad urbana ha cambiado mucho gracias a la llegada de nuevos tipos de vehículos, como los patinetes eléctricos; aún hay mucho camino por delante para desbancar a los coches, pero no es menos cierto que son cada vez más habituales, pese a las medidas en España contra su mal uso.

Noticias relacionadas

Pese a esta popularidad, es innegable que estos aparatos siguen teniendo importantes desventajas, como la comodidad o la portabilidad. Ahora investigadores de la Universidad de Tokio y la empresa Mercari han presentado un concepto de movilidad urbana que soluciona esos problemas.

Se llama Poimo, y el nombre viene de 'movilidad portátil e inflable'. En efecto, la idea es que infles este aparato de aire antes de usarlo cuando lo necesites.

La moto inflable

Es un concepto que tiene sentido. Cuando está desinflado, este vehículo ocupa tan poco que podemos llevarlo en una mochila común; y cuando lo inflamos, ocupa algo menos que una motocicleta convencional.

Las partes que más ocupan son las infables, el asiento y la barra del manillar. El chasis inflable está fabircado en poliuterano, al que se acoplan los diferentes componentes.

Mobio, una moto eléctrica e inflable University of Tokyo Omicrono

El resto del vehículo, y las partes que realmente importan, están en la parte inferior y son básicamente un monopatín eléctrico, con un motor eléctrico integrado en las ruedas, una batería, y el manillar, que se conecta de manera inalámbrica.

El proceso de inflado dura unos cinco minutos, pero consiste en algo más que en meter aire en las bolsas; también debemos acoplar algunos componetes que van por separado.

La moto que podemos llevar en la mochila

Cuando terminemos, tendremos una moto eléctrica con la que podremos ir con más comodidad a cualquier parte; y cuando terminemos, sólo tenemos que desinflarla, plegarla y meterla en la mochila.

inflatable bike from designboom on Vimeo.

En las pruebas se ha comprobado que puede soportar el peso de una persona, pese a que todo el conjunto pesa apenas 5 kg. Otra ventaja del chasis inflable es que es blando, por lo que puede ser más seguro para los peatones en caso de choque.

Los investigadores también han probado otros conceptos, como sillas inflables con ruedas, peor es esta moto inflable la que más atención ha recibido. No sabemos hasta qué punto puede tener éxito (llevar 5 kg, sin contar con lo que lleves, puede ser demasiado), ni si Mercari está pensando en comercializarlo; por ahora, es un concepto interesante que puede abrir las puertas a un nuevo tipo de movilidad.