Sony ha presentado hoy la ZV-1, que a simple vista parece una cámara como cualquier otra de su catálogo; sin embargo, un mero vistazo a sus características nos dice que no está pensada para ser usada igual.

Noticias relacionadas

Y es que el público objetivo de Sony para su nueva cámara son los vloggers, como por ejemplo, youtubers. En otras palabras, nuevos creadores de contenido que se graban a si mismos en vídeo o emiten en streaming en directo.

Este sector sigue creciendo, y como no podemos decir lo mismo de otros sectores de la fotografía, no es raro que Sony haya decidido lanzar un producto especialmente diseñado para el vlogging.

La nueva cámara de Sony es para vloggers

Si la ZV-1 te parece familiar, es por un buen motivo; en realidad está basada en otros modelos del fabricante japonés, especialmente en la RX100. La diferencia es que la ZV-1 está especializada en grabar vídeo ante todo, aunque la mayoría de las novedades parecen ser de software y no de hardware.

Nueva Sony ZV-1 Sony Omicrono

Por lo tanto, cuenta con un sensor de imagen Exmor CMOS apilado de una pulgada, con chip DRAM y objetivo 24-70 mm F.1 8-2.8 de gran apertura, además de un procesador de imagen BIONZ X para conseguir una alta resolución con un bajo ruido. Una gran diferencia respecto al resto de la gama es que la ZV-1 es la primera compacta de Sony con pantalla táctil LCD de ángulo variable y apertura lateral, para poder vernos a nosotros mismos mientras nos grabamos.

Por ejemplo, una opción que agradecerás si te dedicas a grabarte a ti mismo son los nuevos modos de enfoque para personas, incluyendo uno, Bokeh Switch, que automáticamente desenfoca el fondo con sólo pulsar un botón. Por lo tanto, no necesitaremos un programa para difuminar lo que tenemos detrás, la propia cámara aumentará el llamado efecto 'bokeh'; en realidad, es algo que podríamos hacer nosotros mismos con la cámara, pero esta función evita que tengamos que perder tiempo con eso.

Nueva Sony ZV-1 Sony Omicrono

Si te dedicas a hacer reviews de productos y dispositivos, otra función interesante es la que desactiva la prioridad de detección de caras; Es algo que sirve para que la cámara enfoque automáticamente a nuestra cara, que normalmente es lo que queremos; pero que resulta muy molesto cuando ponemos el objeto ante la cámara y esta no quiere enfocar el producto. Al activar la nueva función, la cámara reaccionará y cambiará de sujeto dependiendo de nuestras acciones.

El streaming ha ganado mucha importancia, y por eso la ZV-1 tiene una conexión USB con la que podemos usarla como si fuese una webcam, retransmitiendo en tiempo real con una calidad de imagen muy superior a la de una convencional.

Salto para los vloggers

De hecho, ese será uno de los principales motivos por los que comprarse una Sony ZV-1: para mejorar la calidad de vídeo.

Si estás empezando y aún usas un móvil o una webcam para hacer streaming y grabar vídeos, la ZV-1 es una oportunidad para dar el salto y conseguir un toque genuino para nuestras creaciones. Sin embargo, a la ZV-1 aún le faltan algunos detalles que hacen que pierda frente a alternativas más profesionales; la reacción de algunos youtubers profesionales lo dice todo: a la ZV-1 le falta lente ultrapanorámica y una pantalla táctil para controlar el enfoque con sólo un toque y así no tener que perder el tiempo con eso.

Pese a todo, la ZV-1 puede ser un buen comienzo en tu carrera de vlogger. Estará disponible en Europa el próximo julio de 2020 a un precio aproximado de 800 euros.