Apple prepara hasta tres nuevos procesadores diseñados para ordenadores, que serán usados en los Mac y MacBook que serán lanzados en el 2021, sucesores de modelos como el nuevo MacBook Air; de esta manera, Apple confirma su amenaza de desvincularse de Intel para seguir su propio camino.

Noticias relacionadas

Bloomberg ha podido tener acceso a nuevos detalles de estos nuevos procesadores, y hablamos en plural porque serían tres modelos diferentes, aunque todos tendrán la misma cantidad de núcleos y diferirán en la potencia.

El plan de Apple consiste en repetir lo mismo que ya hizo cuando empezó a diseñar sus propios SoC (system-on-chip) para los iPhone. A Tim Cook y compañía siempre le ha molestado depender de terceros para sus productos, optando por controlar todos los aspectos del diseño y el proceso de producción.

Detalles del procesador de Apple

En cuestión de ordenadores, Apple no podía permitirse semejante lujo. Durante generaciones, Intel ha sido la referencia, y sólo los últimos años su liderazgo ha sido puesto en duda por AMD; pero en vez de buscar en la competencia, Apple ha preferido diseñar sus propios procesadores para ordenador, en un proyecto llamado Kalamata.

Para facilitar el proceso, los nuevos procesadores estarán basados en los mismos que usarán los próximos iPhone; el nuevo A14 no ha sido anunciado aún, pero se espera que sea el cerebro de los iPhone 12. El Apple A13 usado en los iPhone 11 (y el iPhone SE) ya es posiblemente el mejor procesador móvil, pero incluso eso no es suficiente cuando hablamos de ordenadores.

Apple quiere dejar de depender de terceros

Los nuevos procesadores para Mac contarán con nada menos que doce núcleos, de los cuales ocho serán de alto rendimiento, y los cuatro restantes de alta eficiencia. La idea es la misma que con los móviles: que normalmente los cuatro núcleos menos potentes se encarguen de las funciones básicas, y que si necesitamos más potencia se activen los otro ocho.

Por lo tanto, eso debería significar que la batería de los nuevos MacBook durará mucho, ya que no consumirá tanto con un uso normal; esa es la gran ventaja de haberse pasado a la arquitectura ARM, en vez de la x86 que usan los procesadores de Intel que usan los MacBook actuales.

Usado en nuevos MacBook

En su contra, no se espera que los nuevos procesadores estén a la altura de los mejores de Intel; y probablemente tendrán problemas de compatibilidad con las apps actuales. Todo eso es algo que hasta Apple sabe. Por eso, según los planes filtrados, Apple lanzaría los nuevos procesadores con un nuevo modelo de MacBook aparte de los principales.

La batería del nuevo MacBook durará mucho más gracias a su procesador Apple

El nuevo modelo llegará en el 2021, pero al mismo tiempo seguirán saliendo nuevos MacBook y Mac con procesador Intel para garantizar una transición fácil.

Sería la misma táctica que ha seguido Microsoft, que sigue usando procesadores Intel en su Surface Pro y Surface Book, pero que presentó el Surface Pro X con procesador ARM; un modelo con mejor batería pero que tiene problemas para ejecutar algunos de los programas más usados.

El as en la manga de Apple está en la fusión de macOS y iOS; gracias a Project Catalyst, los MacBook ya pueden ejecutar algunas apps de iOS, y se espera que en el futuro la compatibilidad sea mayor. Así que los desarrolladores tendrán fácil crear apps para Mac si ya tienen una para iPhone o iPad.