Parece mentira, pero estamos a las puertas de una nueva generación de consolas. Sony y Microsoft tienen sus alternativas casi listas, dispuestos a dar un salto notable en todos los aspectos.

Noticias relacionadas

Y es que las nuevas consolas ya son algo más que simples "juguetes"; en realidad son ordenadores muy potentes, con hardware a la última y preparado para las nuevas tecnologías, como el "ray-tracing".

Hasta ahora, Microsoft ha sido la más abierta sobre su nueva Xbox Series X, y ya sabemos más o menos lo que Sony tendrá que hacer si quiere estar a la altura. Por eso, la presentación de hoy era muy esperada; organizado como alternativa a la GDC que fue cancelada por el coronavirus, este evento privado ha servido para hacernos una mejor idea de cómo será la Playstation 5.

Así es la Playstation 5

Hoy no era el día para enseñar videojuegos, sino centrado en presentar el hardware del nuevo sistema. Una nueva generación con los suficientes cambios como para suponer un salto respecto a la anterior.

Playstation 5 continúa la tendencia de Playstation 4, en el sentido de que no solo es potente, sino que es fácil desarrollar juegos para ella; a nadie se le escapa que eso es porque esta es una consola muy parecida a un ordenador de gama alta. El diseño de hardware PS5 se centró en reducir el tiempo necesario para el desarrollo de videojuegos; Sony considera que en sólo un mes es posible iniciar el desarrollo, partiendo de unas características básicas.

Por ejemplo, en la inclusión de un SSD para el almacenamiento de juegos; aunque al igual que Microsoft, Sony se ha enfrentado a algunos "desafíos" para su implementación.

Curiosamente, el sonido ha recibido mucha atención, aunque Sony reconoce que los desarrolladores no lo pidieron; en concreto, el sonido en 3D será una de las características únicas de PS4. El Tempest Engine será capaz de tener en cuenta la "presencia" y la localización de los sonidos, lo que permitirá crear escenas sonoras increíblemente realistas.

Será posible simular, por ejemplo, el sonido de gotas lluvia individuales, dependiendo de su localización respecto al punto de vista del jugador.

SSD en Playstation 5

El SSD tiene el potencial de provocar más cambios en nuestros juegos, especialmente mejorando los tiempos de carga. La cuestión es que Sony no quería sólo un SSD de ordenador, sino mejorar los tiempos de búsqueda para que sean instantáneos, además de una tasa de transferencia de 5 GB/s en datos brutos, aunque comprimidos se podrían transferir a 8 o 9 GB/s.

El resultado es que cargar 2 GB de datos se puede conseguir en sólo 0,27 segundos. El juego carga en un segundo, y los tiempos de carga prácticamente desaparecen. Esto da más libertad a los creadores, ya que les permite diseñar mundos teniendo en cuenta que los nuevos escenarios se cargarán instantáneamente.

De hecho, el SSD es tan rápido que es posible cargar los gráficos conforme son necesarios mientras movemos al personaje.

Tipos de SSD en formato M.2 para interfaz NVMe

El almacenamiento incluido en este SSD propio de Sony tiene un tamaño de 825 GB. Puede ser ampliable, tanto en el interior como en el exterior; por una parte, tendremos la opción de instalar un SSD NVMe. Sin embargo, Sony ha avisado que aún no compremos un SSD aún, ya que la compatibilidad aún no está terminada y probablemente no estará claro qué necesitaremos hasta después del lanzamiento de la consola.

También podemos conectar una unidad externa por USB, pero en ese caso estaremos limitados a usar un disco duro convencional.

Retrocompatibilidad

La Playstation 5 será compatible con juegos de las pasadas consolas de Sony, pero será diferente respecto a la PS4, que básicamente emulaba los juegos, una opción muy costosa e imperfecta.

En vez de eso, la PS5 tendrá un "modo de retrocompatibilidad", que contará con las mismas funciones de la PS4 y la PS4 Pro, por lo que para los juegos será como si se estuviesen ejecutando en la consola original. Sin embargo, será necesario probar cada juego para ver cómo se comporta con la mayor velocidad del sistema.

Pese a todo, Sony espera que casi todos los juegos de Playstation 4 sean compatibles con la Playstation 5.

El hardware de Playstation 5

Para el hardware, Sony ha confiado en AMD para que desarrolle tanto el procesador como el chip gráfico de la Playstation 5. En concreto, la CPU está basada en la generación Zen 2 de AMD, aunque eso no significa que sea un procesador Ryzen como el de un ordenador. En vez de eso, es un chip personalizado, con ocho núcleos a 3,5 Ghz y frecuencia variable; todo un salto respecto a los ocho núcleos a 1,6 GHz de la PS4.

En cuanto a la gráfica, está basada en la plataforma RDNA 2, pero de nuevo, no significa que sea una de las RX 5700; la GPU en la PS5 tiene 36 unidades de computación a 2,33 GHz, para conseguir un rendimiento de 10,28 TFLOPs. De nuevo, es un salto respecto a los 1,84 TFLOPs de la PS4.

Todo eso viene acompañado de 16 GB de memoria RAM GDDR6 compartida entre la CPU y la GPU, para conseguir un ancho de banda de 448 GB/s.

Ray-tracing permite simular reflejos de manera realista. En la imagen, Battlefield V con tecnología RTX de Nvidia

La Playstation 5 también será compatible con "Ray-tracing", una técnica para simular los rayos de luz para conseguir el máximo realismo en una escena; no es una sorpresa, teniendo en cuenta que la Xbox Series X, que tiene una gráfica de AMD, también los soporta.

La GPU está basada en futuras gráficas que serán lanzadas por AMD, que serán compatibles con Ray-tracing. Contarán con un "Intersection Engine", un motor capaz de calcular las intersecciones de los rayos con la geometría del escenario.

Por el momento, Sony no ha enseñado ni el aspecto de la consola, ni los juegos. El tiempo se va terminando, pero al menos parece que el coronavirus no afectará a la producción.