En el punto medio está la virtud. Ese parece ser el planteamiento de Amazon con el Echo Show 8, su último altavoz inteligente con pantalla. Con 8 pulgadas viene a completar el catálogo de dispositivos con panel táctil de la compañía quedando entre el Echo Show (10") y el Echo Show 5 (5"), y a competir directamente contra el Nest Hub de Google.

Noticias relacionadas

Su tamaño es el gran factor de compra. Abre la puerta a la posibilidad de que colocar éste en muchas más estancias que cualquiera de los dos otros dos dispositivos que cuentan con varios meses en el mercado. Mientras que el Show está pensado para grandes estancias, donde casi pasa a ser el centro de atención, el Show 5 (y el extinto Echo Spot) está concebido para ser un despertador con 'asteroides' y es ideal para dormitorios. Sin embargo, el Show 8 es el altavoz con pantalla ideal para ser colocado en cualquiera habitación. La medida justa que tanto sirve para la sala de estar, la mesita de noche o la cocina donde poder seguir las recetas.

En ese término medio también está su calidad de sonido. Comparte con el modelo de mayor tamaño los mismos dos altavoces de 2 pulgadas y 10W, sin embargo, está por detrás de éste en profundidad de sonido ya que no dispone del mismo espacio para gestionar los bajos que sí tiene el Show. Aún así, se siente bastante más avanzado que el Show 5 y es capaz de llenar una estancia por sí mismo. 

Amazon Echo Show 8 Chema Flores

No sólo hace la competencia a los dispositivos de la marca, sino que el Show 8 es un rival duro para el único altavoz con pantalla que vende Google en España, el Nest Hub. Ambos comparten precio (129 euros), sin embargo, el de Amazon cuenta con una pantalla de una pulgada más y sobre todo de un altavoz considerablemente más potente. 

Exprimiendo Alexa

Pese a que el equipo sigue apostando por el chip MT 8163 de MediaTek, su pantalla se maneja con mayor fluidez que el modelo de 5 pulgadas y la relación de uso con el mismo ha mejorado con respecto a la generación anterior. Aunque la interfaz se mantiene, la interacción con la pantalla es clave a la hora de entenderse con Alexa en estos modelos, ya que además de la voz nos podremos mover por la interfaz como si de una tableta se tratase.

A diferencia del resto de altavoces de la familia Echo, hacerse con un modelo Show implica poder ver información de un vistazo, consultar las últimas noticias con apoyo visual, ver la carátula del disco que estamos escuchando, así como consultar recetas en Youtube o ver el último estreno de Amazon Prime Video.

La pantalla también es clave para otros dos aspectos que tienen mucho más sentido con un dispositivo de este tipo que con el resto de modelos: la comunicación con amigos y familiares, así como el control del hogar conectado.

Amazon Echo Show 8 Chema Flores

El primer caso permite realizar videollamadas con manos libres a aquellos contactos que tengan otro Echo con pantalla, bien sea a través de la aplicación de Alexa o con Skype, así como llamar a otras habitaciones de casa en las que haya otro altavoz, ya sea con la función drop in o con la de anunciar. Por su parte, en el caso de hogar digital no nos ceñiremos a comandos de voz para controlar las luces, apagar enchufes o activar la aspiradora, sino que en la pantalla del show podremos controlar el termostato, el timbre o las cámaras de seguridad que tengamos conectadas en casa.

Privacidad

Más allá de relacionarse con el dispositivo a través de comandos de voz y tocando la pantalla, el Show 8 plantea la misma botonera que el Show 5: tres botones físicos, dos  con los que regular el volumen y otro para desconectar el micrófono. Además, cuenta con conexión bluetooth así como salida de audio de 3,5 mm para dar mayor versatilidad al aparato.

Siguiendo la mecánica habitual de los altavoces de la compañía, cuando el micrófono esté desactivado el botón pasará a rojo así como aparecerá una franja del mismo color sobre la pantalla, una forma muy visual de indicar al usuario que el aparato no le está escuchando. 

Otra de las medidas con las que la empresa busca hacer que el usuario confíe en su dispositivo, ya que éste se puede colocar en lugares tan privados como el dormitorio o el cuarto de los niños, cuenta con una pestañita que tapa por completo la cámara. Esta pieza destaca en otro color en el frontal del dispositivo para marcar que la cámara está frente a una superficie opaca.

Amazon Echo Show 8 Chema Flores

Más allá de estos controles físicos, como sucede en otros dispositivos de la compañía el usuario puede acceder a sus grabaciones directamente con la voz. Se podrán revisar, volver a escuchar o pedir al sistema que las elimine para siempre. Una función con la que Amazon busca ganarse la confianza de los usuarios ante el hecho de meter en casa un dispositivo que te escucha con detalle gracias a sus cuatro micrófonos integrados.

En suma, Amazon ha conseguido con el Echo Show 8 el altavoz perfecto para aquellos que no se decidían para meter un equipo con pantalla en sus casas. Las 8 pulgadas son una medida intermedia que aporta mayor versatilidad que los otros dos modelos que tiene en el mercado y sirve para ampliar el ecosistema Alexa un paso más allá.