En el mercado de los ordenadores portátiles nos encontramos principalmente con varios segmentos muy diferenciados. Los portátiles de gama doméstica habituales, los portátiles gaming, los ultrabooks destinados a productividad y los portátiles destinados a creación de contenido. Existen marcas como MSI que tienen una gama destinada única y exclusivamente a este sector, cada vez más en alza. El mundo del streaming y la creación de contenido multimedia está a la orden del día.

Noticias relacionadas

En este caso se necesita un buen equilibrio entre potencia bruta y características especiales, como una buena pantalla con la que poder editar fotografía y vídeo. Para ello existe la gama de portátiles MSI Prestige, una totalmente contraria al gaming que está destinada a este sector. Hoy analizamos el MSI P65 Creator 8SF, un dispositivo que aunque pertenezca a una gama profesional se desenvuelve bien en el mundo del gaming.

Decimos esto porque el Creator 8SF de MSI tiene un hardware muy solvente para jugar a videojuegos pero abrazando una estética más sobria, alejada de los estridentes mundos gaming. Lo cuál se agradece enormemente, ya que aunque este portátil no esté destinado a jugadores, sí puede ser una opción muy interesante para los que se mueven entre 2 mundos.

Adiós al gaming: este MSI PS6 Creator 8SF brilla por su discreción

MSI P65 Creator Manuel Jesús

Como buen portátil destinado a creadores, MSI ha tenido a bien el deshacerse de todo rastro de gaming de otros modelos. Lo más parecido es la retroiluminación del teclado, y ni siquiera ya que es blanca. Esto puede que decepcione a aquellos más atrevidos, pero para aquellos que buscamos una estética más minimalista esto es toda una bendición.

Todo el cuerpo del portátil está hecho en aluminio, con un acabado de grandísima calidad. Este portátil de MSI rezuma robustez; se siente extremadamente sólido y destaca por su buena construcción. De hecho, esto tiene una pequeña contrapartida, ya que se siente un pelín pesado (1.88 kilos) si lo comparamos con otros dispositivos algo más voluminosos. Pero esa sensación de pesadez se desvanece en el mismo momento en el que vemos la calidad de los materiales. MSI ha echado el resto en un dispositivo que no decepcionará a nadie en cuanto a durabilidad.

El tamaño del portátil es acorde y no se nos ha hecho grande en ningún momento; tiene unas dimensiones correctas (357.7 x 247.7 x 17.9 mm) que hacen que usar el portátil sobre las piernas o en una superficie que no sea una mesa sea cómodo. Como veremos más adelante la gestión de la temperatura provocará que en un momento dado sea algo molesto llevarlo encima, pero a la hora de transportarlo o llevarlo con nosotros no tendremos ningún tipo de problema.

Manuel Jesús

Repasando su aspecto físico nos encontramos con un acabado metálico que no llega a ser cepillado pero sí tiene un tacto muy liso. El teclado es de membrana con retroiluminación blanca y está acompañado de un generoso trackpad que incorpora un lector de huellas para autentificación. La pantalla de 15.6 pulgadas presume de unos marcos muy bien aprovechados y el cuerpo en general tiene unos motivos estéticos que aprovechan aberturas para favorecer la ventilación del dispositivo. El botón de encendido corona la parte superior del cuerpo junto a los altavoces del dispositivo.

En los laterales nos encontramos con un puerto USB A, un USB-C, un mini DisplayPort, una conexión HDMI capaz de emitir señal a 4K 30 Hz, 3 puertos USB 3.1 Gen1 Type-A, una conexión RJ-45 y una conexión jack de 3.5 milímetros acompañada de una entrada para micrófono.

Manuel Jesús

El aspecto en general del dispositivo es uno de sus puntos más fuertes; queremos insistir en el grandísimo acabado que MSI ha puesto en este MSI P65 Creator. Es todo un gusto poder disfrutar de un ordenador portátil con un buen hardware en su interior y que pueda mantener una estética profesional acorde a lo que un posible cliente buscaría. En definitiva, MSI ha conseguido no solo crear un ordenador portátil bonito a la vista sino que saciará a los más detallistas en el apartado de la durabilidad.

Manuel Jesús

Centrémonos ahora en el teclado y en el sonido de este portátil. El teclado es retroiluminado en blanco y es de membrana. Su tacto nos ha gustado; tiene un recorrido corto pero que nos devuelve una sensación de rigidez que nos ayuda a que la escritura no sea excesivamente pegajosa. En este apartado MSI ha puesto mimo, aunque no estamos tampoco ante la excelencia que nos aportan otros teclados como los aclamados ThinkPad de Lenovo. Para escribir en general nos será más que suficiente.

Uno de los pocos puntos "negativos" del dispositivo ha sido su audio. No nos malentendáis, no tendremos problemas de ninguna clase a la hora de reproducir audio en el MSI P65 Creator 8SF. Pero notamos que MSI en este sentido no ha puesto tanto mimo como en otros aspectos del dispositivo; el sonido se nota algo metálico y echamos en falta algo más de potencia y definición. Pero nada que unos auriculares o un ambiente no muy ruidoso no puedan solucionar.

15.6 pulgadas con un panel que impresiona a simple vista

Manuel Jesús

En un portátil destinado a edición de vídeo, fotografía y en general de contenido multimedia necesitamos una buena pantalla que cubra nuestras necesidades. Aquí no necesitamos altos tiempos de respuesta o altas tasas de refresco; lo que necesitamos es que la calidad del panel brille por su propia calidad, y esto es vital para que a la hora de editar podamos realizar nuestro trabajo correctamente. Por ello, dedicaremos un apartado entero a su pantalla, la cuál es sin duda el mayor fuerte del MSI P65 Creator 8SF.

Esta pantalla de 15.6 pulgadas tiene, además de unos marcos reducidos, una resolución Full HD (1920 x 1080) con una tasa de refresco de 60 Hz. En cuanto a calidad general del panel, estamos ante un display IPS 72%NTSC y con una cobertura 100% sRGB. No hay discusión: la pantalla del MSI P65 Creator es absolutamente excelente.

La reproducción de colores es increíble, la calidad del panel se nota en el mismo momento en el que lo visualizamos y dispone de la calidad que cualquier creador de contenido necesita para su trabajo. Editar fotos y vídeos en esta pantalla es una delicia; podemos apreciar con nitidez todos los colores de nuestro contenido multimedia y gracias a la fidelidad del panel podremos editarlos con el máximo de detalle.

Esto, obviamente, tiene un sacrificio; la tasa de refresco es de 60 Hz, alejada de las altas tasas que encontramos en modelos gaming. Tampoco nos encontramos una altísima resolución, quedándonos en un Full HD que para algunos podría ser insuficiente. Pero hemos de recordar que el público objetivo de este P65 Creator no son los gamers por mucho que su hardware pueda inducir a ello; a la hora de crear y editar contenido es más importante tener una buena calidad en el panel y no tanto una alta tasa de refresco o un bajo tiempo de respuesta.

Manuel Jesús

Gracias a lo cuál la reproducción de contenido multimedia se ve claramente beneficiada. No es solo que en este panel podamos tener unas altas prestaciones en lo que a reproducción de color y nitidez se refiere; su panel IPS de gran calidad consigue que ver películas, vídeos o series en este portátil sea toda una experiencia. Puede sonar exagerado pero esta pantalla hipnotiza desde el mismo momento en el que abrimos su tapa; todo aquel profesional que necesite una buena pantalla en un portátil para creación y edición de vídeo estará más que satisfecho.

Potencia bruta para lo importante (y no, no es jugar)

Manuel Jesús

La creación y edición de contenido usualmente precisa de un hardware que cuente con cierta potencia. Es cierto que con un hardware modesto se pueden crear grandes cosas, pero a la hora de editar (y más en un portátil) es más que preferible tener cubierto este problema. Para ello, MSI ha dotado a su P65 Creator 8SF de un hardware que no dejará a nadie tirado. He aquí una lista completa de características:

  • Pantalla: 15.6 pulgadas Full HD 60 Hz, 72%NTSC y 100% sRGB.
  • Procesador: Intel Core i7-8750H Coffee Lake (9M de caché, hasta 4.10 GHz), de 6 núcleos y 12 hilos.
  • GPU: Nvidia GeForce RTX 2070 (8GB GDDR6) Max-Q.
  • Memoria RAM: 32 GB DDR4 2666 MHz.
  • Almacenamiento: 1 TB NVMe SSD
  • Batería: 3 celdas con 50Wh, adaptador de alimentación de CA de 45 W.
  • Cámara frontal Full HD.
  • Puertos: 1 USB 3.1 Gen 1 Type-C, 3 x USB3.1 Gen1 Type-A, RJ45, HDMI, Mini DisplayPort, Micrófono, doble jack de 3.5 mm.
  • Conectividad: WiFi 802.11b/g/n/ac (Dual Band), Bluetooth 5.0.
  • Dimensiones: 357.7 x 247.7 x 17.9 mm.
  • Peso: 1.88 KG

Hemos de decir que no hemos probado este portátil con muchos juegos; todos se desenvuelven excelentemente en este portátil. La Nvidia RTX 2070 ha demostrado ser más que potente para el gaming medio y casual, y su pantalla Full HD a 60 Hz no debería dar problemas en este aspecto. Además, contamos con un Intel Core i7-8750H, que es una CPU más que solvente para videojuegos y tareas de edición de vídeo e imagen. Debido a que este portátil está pensado para creadores, hemos querido hacer pruebas de este tipo.

Primero corrimos Cinebench, quizás el benchmark más famoso para poner a prueba nuestra CPU. Recordemos que hablamos de un procesador portátil, por lo que no debemos dejarnos engañar por la puntuación; el 8750H de Intel consigue una puntuación más que decente de 2415 puntos. De nuevo, para edición de fotografía y para vídeo "on the go" no tendremos ningún problema con el MSI P65 Creator 8SF.

Por otro lado quisimos ver cómo se desenvolvía en Adobe Photoshop. Corrimos un benchmark de Puget Systems, dando una puntuación general de unos 822.8 puntos, de nuevo, un resultado para nada malo. Por razones técnicas no pudimos probar el rendimiento de este portátil con herramientas de edición profesionales como Adobe Premiere.

Pero claro, hablamos de poner esta máquina a pleno rendimiento. Los portátiles no tienen los sistemas de refrigeración que disfrutan versiones de escritorio, y en un espacio tan reducido que tienen estos componentes estos se pueden sobrecalentar. Para entender hasta qué temperaturas podía llegar este MSI P65 Creator 8SF en estrés total, pasamos un benchmark de Aida64.

En este caso nos encontramos lo esperado; tras una media hora de tiempo la CPU alcanzó una temperatura máxima de unos 90 grados, sufriendo de estrangulamiento térmico. Debemos tener en cuenta esto, ya que es en estos momentos en los que el portátil pone los ventiladores al máximo y suenan sobremanera. El calor en el portátil se nota bastante, y aunque no es nada dramático, debemos ser conscientes de que podremos sufrir ciertos problemas de temperatura. En casos habituales como edición de fotografía o edición ligera de vídeo no tendremos problemas excesivos.

Manuel Jesús

Finalizamos con la batería. En este punto debemos ser conscientes de un detalle importante; la batería de este portátil, cuando estamos en altas cargas de trabajo, se drena con facilidad. Pero este es un problema que aqueja a los portátiles sin distinción y no es tanto un problema, ya que muchos usuarios cuando realicemos estas tareas intensivas tendremos conectado el portátil a la corriente.

Por lo tanto, hemos querido ser realistas y realizar pruebas de uso normal; edición ligera de vídeo, edición de fotografía en Adobe Lightroom, Camera Raw y Adobe Photoshop además de ofimática y navegación en general. La autonomía de este portátil variará según el modo que usemos; en modo ahorro de batería o bajo consumo obviamente tendremos más horas de pantalla y en pleno rendimiento pues tendremos un drenaje mayor. En nuestro uso general hemos podido alcanzar las 6 horas de autonomía, lo cuál no está nada mal.

Ni que decir tiene que este rendimiento es más que sobrado en tareas como las ya mencionadas; no tendremos problemas en navegar por el sistema, por Internet y usar tareas de edición y ofimática. Como no podía ser de otra forma contamos con Windows 10 como sistema operativo con algunas herramientas de software de MSI para calibrar el color de la pantalla, gestionar los recursos del sistema, etcétera.

Un producto con un enfoque claro pero que lo borda en su cometido

Manuel Jesús

Por supuesto todo este hardware, este diseño y esta pantalla tienen un coste. No hablamos de un dispositivo precisamente caro; supera en tiendas como Amazon o PC Componentes los 2.000 euros. Pero hemos de ser justos, y pensamos que no es un precio excesivo para un dispositivo que tiene el enfoque que tiene: la creación de contenido.

La creación de contenido no es un hobby o trabajo precisamente baratos. El material que se maneja en estos círculos es caro y además, si se necesita una ejecución profesional se necesitan herramientas de calidad. Cámaras, material audiovisual, formación, accesorios, etcétera. Por lo tanto, y habiendo probado en profundidad este MSI P65 Creator 8SF creemos que no es un precio muy descabellado para todo aquel que busque unas buenas prestaciones en este campo.

También debemos ser justos en otros términos, y decir que este portátil no está pensado para jugadores hardcore. Existen alternativas, por ejemplo, de la misma MSI que nos darán un rendimiento similar a un coste similar pero con prestaciones añadidas, como altas tasas de refresco, bajos tiempos de respuesta y añadidos en cuanto a software para controlar nuestras sesiones de juego.

Es cierto que con este portátil podremos jugar a muchos juegos sin preocuparnos por la calidad gráfica, pero si tu único objetivo es jugar y no tanto la creación de contenido, te recomendamos que busques en otra parte. Si por otro lado eres un profesional que busca un portátil capaz para editar vídeo y fotografía sin renunciar a nada, esta es una opción más que a considerar.

MSI P65 Creator 8SF en PC Componentes.

MSI P65 Creator 8SF en Amazon.