Xiaomi se ha convertido con el paso del tiempo en la marca de smartphones que más se vende en España, gracias en parte a su filosofía de lanzar móviles con una buena relación calidad-precio. En un mercado en el que los usuarios cada vez miran más su cartera a la hora de comprarse un teléfono, la compañía china se mete de nuevo en la lucha por el trono de la gama media con el Redmi Note 10S

Noticias relacionadas

El mercado de gama media (entre 200 y 400 euros) está repleto de móviles de diferentes marcas que suelen destacar en ciertos aspectos y no tanto en otros. Sin embargo, el Redmi Note 10S reluce por encima del resto al ser el smartphone más completo que se puede encontrar por 249,99 euros: buen diseño, potencia, autonomía y una pantalla AMOLED.

El nuevo móvil de Xiaomi se sitúa entre el Redmi Note 10 y el Redmi Note 10 Pro, con los que comparte algunas características. En OMICRONO hemos probado durante días el Xiaomi Redmi Note 10S en color gris ('Onyx Grey') y con una configuración de 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento interno. Un teléfono destinado a convertirse en uno de los más recomendados de esta gama.

Aspecto de gama alta

El Redmi Note 10S de Xiaomi es un móvil que entra bien por los ojos, ya que cuenta con un diseño elegante y digno de una gama superior. Fabricado en plástico, la compañía ha apostado por una trasera con bordes curvos, que hacen que el agarre del smartphone sea bastante cómodo, y por un módulo para cuatro cámaras situado en la esquina superior izquierda y que tiene una forma rectangular con las esquinas redondeadas; y en el que destaca la lente principal de 64 megapíxeles. 

Diseño del Xiaomi Redmi Note 10S. Nacho Castañón Omicrono

A pesar de incluir una batería de 5.000 mAh y del tamaño de su pantalla, es un teléfono sorprendentemente delgado (8,29 mm de grosor) y ligero (178,8 gramos). Unas características que consiguen que el Redmi Note 10S se sienta muy bien en mano y en el bolsillo. Sin embargo, en el color gris es bastante simple llenar la parte trasera de huellas. En la parte frontal se encuentra otra de las principales características de este gama media: cuenta con una pantalla AMOLED de 6,43 pulgadas con un agujero en la zona superior central para una cámara de 13 megapíxeles.

Otro interesante detalle del Xiaomi Redmi Note 10S es que el lector de huellas se encuentra justo en el botón de encendido en el lateral derecho del dispositivo, y resulta realmente rápido. En ese mismo costado se ubican los botones para controlar el volumen; mientras que en la izquierda se aloja la bandeja para dos tarjetas SIM y una microSD para ampliar memoria.

En la zona inferior se encuentra tanto el puerto USB Tipo-C como el conector de auriculares, el micrófono y unos altavoces. Mientras que en la zona superior se sitúan los infrarrojos junto con otros altavoces. Cabe señalar que el Redmi Note 10S también cuenta con reconocimiento facial, NFC, sonido estéreo y con resistencia al agua y polvo IP53.

Una gran pantalla

El Redmi Note 10S deja atrás el LCD para adoptar una pantalla AMOLED de 6,43 pulgadas con resolución FullHD+ (2400 x 1080 píxeles) y con una tasa de refresco de 60 Hz. Un panel que luce un agujero en la zona superior, justo en el centro, para una cámara de 13 megapíxeles y unos biseles mínimos. 

Pantalla del Xiaomi Redmi Note 10S. Nacho Castañón Omicrono

A pesar de que se echan en falta los 90 Hz para una mayor fluidez a la hora de abrir aplicaciones o navegar por el menú, lo cierto es que la pantalla del Redmi Note 10S ofrece un buen contraste y unos colores vivos. Además, cuenta con un nivel de brillo máximo de 1.100 nits que permite ver la pantalla en situaciones de mucha luz sin problemas.

El Redmi Note 10S es un buen móvil para consumir contenido multimedia, desde ver vídeos de YouTube hasta directos de Twitch o películas y series en Netflix. Ya no sólo por la calidad del panel, sino porque también incorpora altavoces duales estéreos que ofrecen un sonido totalmente inmersivo.

Potencia para jugar

Además de para ver películas, el Redmi Note 10S está pensando para ofrecer potencia a la hora de jugar, ya que en su interior viste un procesador MediaTek Helio G95. Incluso el rendimiento de la GPU es un 31% mejor que en la anterior generación. Un chip al que acompañan 6 GB de RAM y 64/128 GB de almacenamiento interno, que se pueden ampliar mediante tarjetas microSD de hasta 512 GB.

Jugando a Call of Duty en el Xiaomi Redmi Note 10S. Nacho Castañón Omicrono

El MediaTek Helio G95 es un procesador 4G que está centrado en los juegos, algo que se experimenta a la primera de cambio cuando se inicia cualquier título. En líneas generales, la experiencia a la hora de jugar ha sido realmente satisfactoria, incluso en títulos como Call of Duty: Mobile, con partidas sin lag ni fallos de otro tipo

Para ofrecer la mejor experiencia posible y no tener que estar pendiente de enchufes, el Xiaomi Redmi Note 10S luce una batería de 5.000 mAh, que admite carga rápida de 33 W para cargarlo al completo en menos de una hora. Incluso en la propia caja trae un cargador compatible con la máxima potencia soportada por el móvil. Un teléfono que, con un uso 'normal', ofrece una autonomía de casi dos días. Sin embargo, y como es lógico, si se pasan horas jugando apenas llega al día.

Como sucede en los teléfonos de la firma, es necesario mencionar que la capa de personalización Miui12.5.1 cuenta con una gran variedad de aplicaciones preinstaladas que pueden resultar innecesarias, por lo que es recomendable hacer una limpia. Sin embargo, esta capa ofrece un aspecto sencillo y no presenta problemas a la hora de utilizar el dispositivo.

Cámaras que cumplen

En el apartado fotográfico es, quizá, donde menos destaque el Xiaomi Redmi Note 10S, aunque eso no quiere decir que sea malo: simplemente no ofrecen una experiencia acorde al resto de características del móvil. El gama media del fabricante chino cuenta cuatro cámaras situadas en la zona posterior: un sensor principal de 64 megapíxeles, un angular de 8 megapíxeles, un macro de 2 megapíxeles y otro de profundidad también de 2 megapíxeles.

Cámaras traseras del Xiaomi Redmi Note 10S. Nacho Castañón Omicrono

En el frontal se encuentra una cámara para selfis de 13 megapíxeles. En líneas generales las fotografías tomadas con la lente principal de 64 megapíxeles incluyen muchos detalles y, en situaciones de buena luz, el resultado es notable, aunque se da saturación en los tonos. De hecho, es la mejor opción a la hora de tomar fotos con el Redmi Note 10S; menos para las nocturnas, ya que en ellas se nota mucho ruido.

Por su parte, el sensor angular de 8 megapíxeles cuenta con un campo de visión de 118 grados y permite tomar fotografías grupales y o de paisajes con facilidad. Mientras que con el macro es necesario contar con un buen pulso para obtener mejores fotografías. De noche los resultados en general cumplen, aunque se aprecia ruido y falta de detalle.

La cámara para selfis ofrece muy buenas imágenes de día y unos retratos de calidad; aunque también sufre un poco en situaciones de poca luz. En cuanto a vídeo, el Redmi Note 10S permite grabar en 4K y 30fps o en 1080P y 60fps. Incluso cuenta con una buena estabilización de imagen y la posibilidad de grabar con la lente macro.

¿Me lo compro?

El Xiaomi Redmi Note 10S (249,99 euros) es uno de los teléfonos de gama media más completos que se pueden comprar. A pesar de que las cámaras no sean sobresalientes y se echen en falta los 90Hz de la pantalla, lo cierto es que el resto de especificaciones importantes del terminal mantienen la misma armonía

Un móvil barato con un diseño de una gama superior, una pantalla AMOLED notable para consumir contenido multimedia, un procesador potente para jugar a cualquier título y una autonomía de dos días en un uso 'normal'. A todo ello hay que sumarle su precio de 250 euros, que lo convierte en uno de los móviles baratos a recomendar.

Te puede interesar...