Hace unos años, la gama media y gama baja de los Samsung Galaxy tenían cierta mala fama. En España al menos tenían popularidad, eran proclives a recibir algunas críticas, principalmente por la falta de atención de Samsung hacia estos dispositivos. Desde hace un par de años esto ha cambiado, y el Samsung Galaxy A72 es un buen intento de la firma por confirmar estas intenciones del fabricante.

Noticias relacionadas

El Galaxy A72 es un dispositivo que, dentro de la gama media de Samsung, que intenta ofrecer un conjunto de las características reservadas para su gama alta (los Galaxy S21) conteniendo el precio mediante algunos recortes. Tenemos así un smartphone con  luces y sombras.

Y es que aunque el Galaxy A72 brilla en algunos apartados, Samsung ha fallado en equilibrar un teléfono más acorde a su precio, que se puede encontrar a partir de los 415 euros, pero que en su versión más ambiciosa supera los 500 euros.

Diseño: no es un S21

Samsung Galaxy A72. Manuel Fernández Omicrono

Empezando por el diseño, a nivel estético el teléfono nos ha gustado en líneas generales. Tiene un borde de aluminio, una perforación en la pantalla donde está la cámara delantera y unos marcos de pantalla que no destacan, pero sí están bien llevados. La parte trasera recuerda a los Galaxy S21con un módulo de 4 cámaras predominante que, además, tiene un tacto que imita a la gama alta.

Pero no es oro todo lo que reluce. Una vez cogemos el teléfono en las manos, nos damos cuenta de que la sensación al tacto no es la más premium, y no la que podríamos esperar en un terminal de 400 euros. La tapa trasera es de un plástico cuya sensación  no es especialmente agradable.

El diseño intenta imitar al S21 Ultra. Manuel Fernández Omicrono

Además se une al hecho de que el teléfono no es precisamente ligero: más de 200 gramos que se justifican por la batería pero no por los materiales escogidos en el dispositivo. Aunque también es cierto que no hablamos de un teléfono precisamente pequeño, ya que supera los 16 milímetros de alto y tiene una pantalla de 6,7 pulgadas.

A cambio recibimos algunos detalles que nos gustan, como la inclusión del jack de 3,5 milímetros que algunos apreciarán o la aparición de un altavoz doble estéreo. Sin embargo, creemos que Samsung debería haber puesto un poco más de cuidado en términos de diseño para este Galaxy A72.

Pantalla y rendimiento: oh-oh

La pantalla es su gran baza, y aún así le faltan detalles. Manuel Fernández Omicrono

Pero un teléfono no está para mirarlo, sino para usarlo. ¿Qué tal rinde este Galaxy A72 en la vida real? Primero, hemos de repasar algunas de sus características. El corazón de este teléfono es el procesador Qualcomm Snapdragon 720G, un chip de gama media-alta que viene acompañado de dos versiones: 6 u 8 GB de memoria RAM y 128 o 256 GB de almacenamiento interno. El sistema operativo es OneUI 3.1 corriendo sobre Android 11.

Este es sin duda el punto más crítico del dispositivo y sí, lo decimos en el sentido más negativo de la palabra. El rendimiento es mejorable; el teléfono se siente lento y con una respuesta mejorable. Funciona bien, por supuesto; no tendremos problemas raros ni cuelgues de aplicaciones. Pero sí tendremos un rendimiento peor que en otras alternativas en el mismo rango de precios.

El teléfono se siente lento la mayoría del tiempo. Manuel Fernández Omicrono

Todo esto se "compensa" con una pantalla Full HD Super AMOLED de 6,7 pulgadas y tasa de refresco de 90 Hz. Hablamos de Samsung, por lo que la calidad del panel es indiscutiblemente buena. Aunque por el precio de este teléfono hubiéramos esperado una tasa de refresco mayor de, por ejemplo, 120 Hz, especialmente teniendo en cuenta que muchos de los teléfonos de Samsung de gama alta lo incorporan.

Otros problemas relacionados al rendimiento en general son las ausencias. Sí, tenemos NFC, pero por el camino nos dejamos conectividad 5G en pos de añadir resistencia al agua. Tampoco tenemos carga inalámbrica de ningún tipo, algo que puede que a muchos no les importe.

Sus ausencias lo lastran. Manuel Fernández Omicrono

Es cierto que el 5G hoy en día no es tan importante a corto plazo, pero recordemos, a un precio de 449 euros en su versión más básica, no entendemos la no inclusión de una conectividad así que, en todo caso, debería abaratar el coste.

Creemos que el problema del rendimiento viene dado de una mala optimización, por lo que es esperable que Samsung solucione esto lanzando parches con futuras actualizaciones. Sin embargo, habría sido de agradecer que Samsung hubiese metido menos tijera en este móvil.

Batería descomunal

La batería de este teléfono es muy buena. Manuel Fernández Omicrono

El excesivo peso de este dispositivo tiene una justificación: 5.000 mAh de pura batería que serán más que suficientes para todos los usuarios, tanto intensivos como casuales. Le acompañan 25W de carga rápida vía USB-C gracias al cargador incluido en la caja. Y este, en contraposición a lo anterior dicho, es el punto más positivo del Galaxy A72.

Un usuario normal le dará entre día y medio y 2 días de uso, y dándole un uso exigente aguantará sin problemas entre 6 y 7 horas de pantalla, llegando incluso a las 8 horas con un poco de esfuerzo. Aquí no hay discusión: la batería es muy buena, y sí, la carga rápida se queda atrás a la vista en otros rivales como Oppo o Realme, pero creemos que no es especialmente necesario tener una carga de mayor velocidad.

Menos cámaras y más calidad

Más cámaras no significa mejor calidad. Manuel Fernández Omicrono

Desgraciadamente, este Samsung Galaxy A72 sigue la tendencia que muchos fabricantes han instaurado en sus cámaras, incluyendo muchos sensores que el usuario ni siquiera utilizará. En este caso el A7 monta 4 sensores de cámara: un sensor principal de 64 MP F/1.8, un gran angular de 12 MP F/2.2, un macro de 5 MP y un teleobjetivo 3X de 8 MP. La cámara frontal es de 32 MP.

En este caso nos centraremos en los dos sensores principales, ya que el macro suele ser usado para un tipo de fotografía muy especifica que pocas veces se lleva a cabo y el teleobjetivo pierde bastante calidad en sus máximos aumentos. Y en general, los dos sensores principales del A72 cumplen, pero sin destacar.

Fotografía normal hecha con el Samsung Galaxy A72. Fernando Álvarez del Vayo. Omicrono

En luz diurna, los resultados tanto en el angular como en el sensor principal son los esperados; buena interpretación del color y en general buena calidad de imagen. Es cuando baja la noche que nos encontramos el ruido y la falta de detalle. De nuevo, nada dramático pero difícilmente sacaremos tomas nocturnas que realmente merezcan la pena. Lo mismo ocurre con la cámara selfie, que arroja buenas imágenes de día pero empastela la imagen cuando cae la noche.

El precio es su mayor problema

Hay que recalcar un detalle importante: el Samsung Galaxy A72 no es un mal teléfono, pero tiene un problema grande, y es el del precio. Porque todos los 'peros' que hemos ido resaltando en este análisis se contextualizan con un coste que, creemos, los intensifica más. Y es que la versión básica de 6 + 128 GB cuesta 449 euros y la versión superior de 8 + 256 GB, 509 euros.

No es un mal teléfono, pero sí es demasiado caro para lo que ofrece. Manuel Fernández Omicrono

Por este coste nos encontramos todos los problemas ya mencionados solucionados en otros teléfonos. Vemos este mismo procesador, el Qualcomm Snapdragon 720G a un precio inferior en otros terminales, por ejemplo, de Xiaomi y en otros casos mejores tasas de refresco, mejores cámaras e incluso conectividad 5G. Lo mismo ocurre si subimos el precio, ya que por apenas 100 o 200 euros nos llevamos a casa dispositivos tremendos que suplen todas nuestras necesidades.

Por ende, es más que probable que cuando este Samsung Galaxy A72 baje de precio con el tiempo los problemas que tiene sean más entendibles o, al menos, más llevables. La pregunta es si el Samsung Galaxy de la gama A7 del año que viene aprenderá de los errores de su hermano pequeño.

También te puede interesar...