Google protagonizó una de las últimas polémicas del 2020, cuando anunció el fin del almacenamiento ilimitado gratis en Google Fotos. De repente, millones de personas se dieron cuenta al mismo tiempo de lo que suponía depender de la nube.

Noticias relacionadas

Por supuesto, esto no es algo nuevo. Desde el mismo momento en el que tus archivos están en un servidor que no controlas, les puede pasar cualquier cosa; la compañía puede decidir que ya no le merece la pena seguir alojándolos por cualquier razón, por ejemplo.

Como suele ocurrir, la polémica sirvió como el pretexto para que muchos buscásemos alternativas a Google Fotos; pero hay una que tal vez puede interesar a quienes necesitan el control completo de sus fotos: montar un NAS como los de Synology.

Para comprobar cómo es posible montar nuestro propio Google Fotos en casa, hemos probado el DS220j, un NAS con capacidad de dos discos duros que se presenta como una alternativa ideal para crear una nube personal.

Una nube personal

Con un precio de 180 euros, discos no incluidos, el Synology DS220j se presenta como una de las opciones más asequibles de la compañía, pero que al mismo tiempo tiene la potencia y la capacidad necesaria para usar cualquiera de las funciones de DSM 7.0, la última versión del sistema operativo de Synology.

De hecho, el lanzamiento de la beta de DSM 7.0 fue el motivo original para probar un NAS de la compañía, lo que nos ha permitido no solo comprobar de primera mano sus novedades, sino también, sus posibilidades.

Dentro de esta pequeña caja podemos tener nuestra nube personal Adrián Raya Omicrono

Un NAS es un pequeño dispositivo de almacenamiento de datos, que se conecta directamente a la red en vez de al ordenador; de esta manera, puede ser accesible por todos nuestras computadoras, tablets y móviles.

Después de la polémica de Google Fotos, nos dimos cuenta de que podíamos usar este dispositivo para montar nuestro propio servidor de fotos, en el que pudiésemos subir automáticamente todas las fotografías que hacemos a diario, tanto las del trabajo como nuestros recuerdos familiares.

Montar un NAS es fácil

Es posible que nuestros lectores se hayan planteado en más de una ocasión la posibilidad de montar su propio NAS, pero que lo hayan descartado por la aparente complejidad que acarrea.

El diseño del Synology DS220j facilita mucho la instalación Adrián Raya Omicrono

Nuestro primer descubrimiento fue que el proceso de montaje y configuración de un NAS moderno como los de Synology es mucho más sencillo de lo que aparenta. Lo primero que tuvimos que hacer es abrir la unidad para instalar los discos duros, ya que estos vienen por separado. En nuestro caso, eran un par de unidades de Western Digital RED, su marca especializada para NAS con discos duros capaces de durar más tiempo.

En el DS220j, la instalación es absurdamente fácil gracias a un diseño que permite abrir todo el lateral del dispositivo sólo quitando la tapa; en realidad, la parte derecha guarda todo el hardware y la izquierda es sólo una pieza de plástico que se puede quitar fácilmente. Eso deja al descubierto las 'entrañas' del dispositivo, pero no hace falta agobiarse: sólo hay que hacer dos cosas.

Montar los discos duros en un NAS de Synology es tan fácil como deslizar y atornillar Adrián Raya Omicrono

Veremos una estructura para montar nuestros discos duros; no hace falta tirar cables, ya que lo único que tenemos que hacer es deslizar el disco duro por su ranura correspondiente. Al final de cada una vemos las conexiones, que encajan perfectamente cuando el disco está en su posición correcta. Sólo tenemos que hacer lo mismo con ambos discos, y asegurarlos con los tornillos incorporados. Por último, cerramos la tapa y conectamos el NAS a la red eléctrica y al router de casa con el cable Ethernet incluido.

Una vez encendido, configurar nuestro Synology es tan fácil como abrir un navegador web en cualquier ordenador de la casa y entrar en una dirección web concreta que veremos en las instrucciones; en la página que se abrirá, tenemos que seguir una guía, indicando en cada paso detalles como nuestra cuenta de usuario, o cómo queremos llamar al dispositivo.

Google Fotos personal

Por si solo, un NAS como el Synology DS220j no hace mucho más allá de ofrecer más almacenamiento; podemos crear carpetas y guardar archivos directamente en los discos duros.

Donde realmente destaca la plataforma de Synology y el sistema DSM 7.0 es en las posibilidades de personalización de nuestro dispositivo; podemos convertirlo en cualquier cosa que se nos ocurra, gracias a la gran cantidad de añadidos (llamados "paquetes"), que podemos instalar.

DSM 7.0 es el nuevo sistema operativo de Synology Omicrono

Con nuestro Synology, no sólo podemos montar un servidor de archivos; también nuestro propio Google Fotos, nuestro propio Netflix, nuestro propio Spotify, nuestro propio Google Drive, y en general, alternativas a varios servicios en la nube.

Incluso podemos montar una página web, con un servidor Apache con PHP, o crear nuestro propio blog con Wordpress; aunque para todo eso sí que hacen falta conocimientos más avanzados, es ideal para autónomos o pequeñas empresas.

El centro de paquetes de Synology abre la puerta a un mundo de posibilidades Omicrono

En nuestro caso, nos centraremos en crear una alternativa a Google Fotos, y para ello tenemos que abrir el "Centro de paquetes", que es algo así como la "App Store" de Synology; sólo tenemos que encontrar el paquete "Synology Photos" e instalarlo. Automáticamente se instalarán las dependencias y paquetes necesarios, y además se creará una carpeta de fotos en el disco.

Comparado con Google Fotos

Una vez en funcionamiento, sólo nos queda usarlo igual que usaríamos Google Fotos. Por ejemplo, podemos acceder a la página web (desde el lanzador de apps de DSM) de Synology Photos desde un ordenador, pero por supuesto, la "gracia" está en usar las apps móviles para iOS y Android para cargar las fotos que hagamos de manera automática.

Synology Photos para iOS y Android funciona de manera muy parecida a Google Fotos. La principal diferencia es que la primera vez que la abramos tendremos que iniciar sesión en nuestro NAS de Synology.

Desde la página web de Synology Photos podemos acceder a fotos desde el PC Omicrono

Es fácil hacerlo con QuickConnect, que sólo nos requiere poner el nombre de nuestra conexión, el nombre de usuario y la contraseña; el nombre de QuickConnet se puede encontrar en el Panel de Control de nuestro NAS y en "Acceso Externo".

La app móvil de Synology Photos puede hacer una copia de seguridad automática de las fotos que hagamos, sin importar dónde estemos; el servicio de Synology nos conecta con nuestro NAS de manera automática. Así que, en el día a día, no hemos notado grandes diferencias en ese sentido; hemos podido tomar fotos en cualquier sitio y subirlas a nuestra nube personal.

La app de Synology Photos carga las fotos del móvil automáticamente Omicrono

Donde más se nota la diferencia respecto a Google Fotos es en las funciones exclusivas, especialmente las que usan Inteligencia Artificial y aprendizaje automático para clasificar y mejorar nuestras fotos. En ese sentido, Synology Photos es mucho más sencillo: sólo nos permite guardar nuestras fotos con la calidad original, crear álbumes y ofrecer acceso compartido para otros usuarios. Pero si eso es suficiente para ti, realmente no echarás mucho de menos.

No pierdas tus fotos

Montar tu propio servidor de fotos es sólo una de las muchas posibilidades que ofrece un NAS como el DS220j de Synology, y en un futuro artículo nos centraremos en el resto.

Pero la primera conclusión a la que tenemos que llegar, sólo con un uso de almacenamiento de fotos, es que montar tu propia nube puede bien merecer la pena, especialmente si haces muchas fotografías y te importa mucho no perderlas.

Un NAS personal puede servir como alternativa a servicios en la nube Adrián Raya Omicrono

Los servicios en la nube no son infalibles ni inmutables. Los archivos se pueden perder, los términos de servicio pueden cambiar, y el precio puede subir; tener tu propio servidor de datos te protege contra esos cambios. Sin embargo, también introduce otras variables a tener en cuenta, como el peligro de que un disco duro falle u ocurra una catástrofe que borre todas tus fotos; en ese caso, no tendrías una copia en una nube externa a la que acudir.

El precio es otro aspecto a tener en cuenta. Google One ofrece 100 GB de almacenamiento por 1,99 euros al mes, y un DS220j con dos discos duros de 3 TB cuesta 340 euros en Amazon. Pero, y este es un gran "pero", con un NAS vas a poder hacer muchas más cosas, que exploraremos próximamente.

Centrados sólo en las fotos, la experiencia con el DS220j y DSM 7.0 ha sido muy intuitiva, y cuando todo está configurado y montado, todo funciona sin que tengamos que volver a pensar en ello, con la seguridad de tener nuestras fotos seguras y bien controladas. Y eso, es un valor que los servicios en la nube aún no pueden dar.