Pornhub, la página de pornografía online más famosa en España, ha perdido potencialmente más de la mitad de los vídeos que alojaba la semana pasada. En estos momentos, las cifras varían mucho, pero la compañía puede haber borrado hasta 10 millones de vídeos de los 13 millones y medio que tenía.

Noticias relacionadas

En efecto, este es un borrado masivo iniciado por la propia Pornhub, pero ha sido en respuesta a una polémica que ha golpeado no solo al gigante de Internet, sino también a toda la industria pornográfica.

Todo empezó con la publicación de una columna de opinión en el periódico The New York Times, centrada en las experiencias de víctimas de abuso sexual cuyos vídeos han terminado en Pornhub, y de su lucha diaria.

Empresas huyen de Pornhub

Esta columna motivó el inicio de sendas investigaciones de parte de dos proveedores de pagos en la plataforma de Pornhub, Visa y MasterCard, después de las cuales ambas compañías decidieron retirar el soporte de esta página web.

Como resultado, las tarjetas de crédito y débito de Visa y MasterCard ya no pueden ser usadas para pagar en Pornhub, incluyendo Pornhub Premium, el servicio de suscripción que permite acceder a medio millón de vídeos exclusivos, además de disfrutar de contenido en alta resolución.

Esto no fue del todo inesperado. Tanto Visa como MasterCard tienen una relación algo complicada con la industria del entretenimiento adulto, y también bloquean los pagos en otras plataformas similares. Sin embargo, las consecuencias que esta decisión puede tener para la industria son mucho mayores, hasta el punto de que el temor a una crisis se ha extendido por Internet.

En respuesta, tanto al artículo de The New York Times como a la decisión de Visa y MasterCard, Pornhub ha decidido tomar varias decisiones, incluyendo un cambio en términos de uso que prohíbe el contenido que no ha sido verificado.

Pornhub borra vídeos

Concretamente, a partir de ahora los únicos vídeos que se pueden subir a Pornhub son los de los socios de la compañía y los miembros del programa de modelos. En otras palabras, es contenido que está asociado con una persona o una empresa concreta y no puede ser subido de manera anónima o secreta. Además, todos los vídeos que no cumplen esas condiciones han sido eliminados de la plataforma.

El impacto que la nueva política ha tenido en Pornhub es evidente. La semana pasada, la página presumía de contar con 13,5 millones de vídeos; pero hoy mismo esa cifra cayó hasta los 2,9 millones de vídeos. Es una cifra cambiante, que sube y baja constantemente, y en otro momento del día estuvo en los 5,6 millones de vídeos.

Logo de Pornhub

Evidentemente, los mayores afectados son los vídeos amateur, que están protagonizados por desconocidos; estos son los vídeos que levantaron la polémica, ya que Pornhub normalmente no puede garantizar que los participantes han consentido a la grabación y distribución del acto, o incluso si son mayores de edad. En el momento de escribir estas palabras, todo el contenido que aparece en la página principal de Pornhub ha sido creado de manera profesional por actores verificados por Pornhub (se distinguen por la marca azul en su nombre).

La compañía presume de que ha impuesto medidas que ni siquiera plataformas como TikTok, Facebook o Instagram tienen, y afirma que se ha convertido en objetivo no por sus políticas, sino por ser una plataforma de contenido adulto.