¿Y si mezclamos lo mejor de TikTokNetflix? Si no es esa, una pregunta similar ha rondado las cabezas de los impulsores de Quibi, Jeffrey Katzenberg y Meg Whitman, dos pesos pesados de la industria del entretenimiento y de la tecnología. Han dado con un híbrido que aprovecha elementos de éstas dos plataformas de contenido y las mezcla de tal forma que nos consigue mantener durante horas navegando entre sus vídeos.

Noticias relacionadas

Por el momento y sin visos de cambio en el medio plazo, tenemos solamente contenido en inglés con la posibilidad de poner subtítulos en español. Si esto no es un impedimento y somos fans de consumir contenido en nuestros smartphones, Quibi puede ser el mejor aliado contra las 'soporíferas' series de una hora por capítulo.

Como aplicación y plataforma, está pensado para las personas que viajan mucho todos los días realizando trayectos de transporte público. Es decir, un sustituto de calidad a los vídeos que podemos ver en Facebook o InstagramTV mientras vamos en el metro. Otro público objetivo puede ser aquel que tiene al teléfono móvil como centro de entretenimiento único y no requiere de otros dispositivos. Luego explicaremos porqué.

Qué esperar de Quibi

Como punto de partida, y para garantizar contenidos de buena calidad, los creadores pusieron sobre la mesa 1.000 millones de dólares. Ese presupuesto se ha dedicado fundamentalmente al rodaje de películas y series propias y exclusivas. El motivo que hace de Quibi una plataforma revolucionaria es el formato que imprime a su contenido cortándolo en pequeñas píldoras de máximo 10 minutos.

Aplicación de Quibi Izan González Omicrono

Un tiempo de vídeo en el que rivaliza con YouTube, ya que la duración de mucho contenido de los youtubers se sitúa alrededor de esos 10 minutos. Una duración muy estudiada por los expertos que asegura un nivel de atención muy alto si el vídeo nos interesa.

Cuando pongamos una serie en Quibi, estará dividida como máximo en capítulos de solo 10 minutos. Aunque también podemos encontrar vídeos más cortos de 4 o 5 minutos sobre diferentes temáticas. Nos parece una forma extraordinaria de fraccionar el tiempo evitando dejar capítulos a medias. Todavía hoy, cuando las grandes producciones de series tienen la regla de una hora por capítulo, se demanda contenido ligero con episodios de 20 o 25 minutos. Quibi va un poco más allá y lo parte por la mitad para que podamos dosificar aún más la serie.

Aplicación de Quibi Izan González Omicrono

Esta limitación de los 10 minutos también se aplica a las películas y a cualquier tipo de contenido extra como programas de televisión, documentales o informativos adaptados a este formato, variedad de contenido que también se puede encontrar en la app.

Por fin en vertical

Y hablando de formatos. Quibi, como buena aplicación para el smartphone, nos muestra contenido en horizontal y vertical. El segundo, estrella en TikTok y en las Stories de Instagram, se ha convertido en una manera más de ver vídeos más allá del clásico panorámico horizontal. El formato vertical no es un mero recorte del apaisado sino que está grabado nativamente en ese formato para perdernos el menos contenido posible.

Aplicación de Quibi Izan González Omicrono

En nuestras pruebas, todo está adaptado para verlo indistintamente en horizontal y en vertical. Es decir, podremos ver el contenido en horizontal o en vertical indistintamente, pudiendo pasar de uno a otro al instante sin perder el hilo de lo que estamos viendo. Llama mucho la atención que hayan considerado dar el paso que otros muchos no se han atrevido en medio de un claro auge del contenido en formato 'retrato' más o menos elaborado. Uno de los mejores ejemplos es la televisión Samsung The Sero, capaz de rotar sobre sí misma para ponerse en vertical.

Esto lo consigue cargando al mismo tiempo dos pistas de vídeo (la vertical y la horizontal) y una única pista de audio. La transición utilizando la tecnología Turnstyle, com la han denominado en Quibi, es muy fluida aunque según la propia compañía consumirá alrededor de un 20% más de datos que un vídeo equivalente en YouTube o Netflix.

Aplicación de Quibi Izan González Omicrono

Otro elemento presente en TikTok y en la inmensa mayoría de las redes sociales es el gesto de deslizar el dedo de abajo arriba para mostrar más contenido. Quibi tiene su particular timeline de series con un mecanismos calcado al que encontramos en la red social musical. Eso sí, en vez de visualizar vídeos del influencer de turno encontraremos, por ejemplo, un documental sobre LeBron James, un programa sobre ciencia, un thriller o vídeos cortos sobre noticias.

Timeline de Quibi Izan González Omicrono

También nos llama la atención la perfecta adaptación de los controles al entorno vertical incluyendo una barra de progreso lateral que ocupará gran parte del margen derecho -o izquierdo si somos zurdos- del smartphone. Como novedad destacamos el gesto de dejar pulsado en dedo en mitad de la pantalla y después deslizar para quitar el sonido y activar los subtítulos. Sí, hace las dos cosas con el mismo gesto y nos parece excepcional.

Aplicación de Quibi Izan González Omicrono

Algunos contras

A parte de tener contenido solo con audio en inglés, nos encontramos con algunas barreras importantes. La primera es que la app, de forma nativa, no permite enviar contenido a través de Chromecast o AirPlay limitando el uso de Quibi al smartphone o tableta mediante su aplicación. Efectivamente, tampoco tiene una página web.

La segunda cosa a tener en cuenta es el contenido que podemos ver. Por el momento, está muy enfocado al público estadounidense con shows complicados incluso de entender en España. Algo así como una sobredosis continua de programas lifestyle que nada tienen que ver con producciones muy elaboradas.

Por 9 euros al mes

La mejor manera de comprobarlo es descargándonos la aplicación y disfrutando de los 90 días gratis que Quibi nos proporciona. Eso sí, hay que pasar por el aro de meter nuestra tarjeta de crédito aunque no se nos cobre nada por el momento. Una vez finalizado el periodo de prueba tendremos que desembolsar 8.99 euros (7.99 dólares en Estados Unidos) al mes para la versión sin anuncios. Existe otro tipo de subscripción que incluye anuncios por la que tendremos que pagar 4.99 dólares al mes, según la web de Quibi. Si sigue el mismo mecanismo que la suscripción más cara podría llegar a España por 5.99 euros.

Con este rango de precios y su escaso contenido en castellano, parece complicado que pueda desbancar a opciones más baratas que se pueden consumir en España como Netflix, Disney+, Prime Video o incluso Movistar+ Lite. Aventurar el éxito de Quibi en territorio nacional se antoja difícil pese a su innovador sistema de visionado móvil.