Uber ha firmado un acuerdo para colocar anuncios encima de sus coches. Este movimiento generará nuevos ingresos para la firma que rivaliza directamente con el sector del taxi, el cuál lleva adoptando la publicidad en sus coches desde hace muchísimo tiempo.

Noticias relacionadas

Adweek informa que la firma ha llegado a un acuerdo con la firma de tecnología publicitaria Adomni para introducir anuncios en la parte superior de sus coches. Esta medida se llevará a cabo a modo de prueba en los coches en 3 ciudades a partir del día 1 de abril de este mismo año.

Los conductores de Uber podían colocar anuncios en la parte superior de sus coches a través de firmas externas, pero esta será la primera vez que Uber lo haga de forma nativa, con sus propis anuncios. Alrededor de 1.000 vehículos presentarán anuncios en su techo, al menos durante el lanzamiento inicial.

Uber tendrá anuncios en sus coches

Taxi y Uber.

Esta asociación con Adomni le garantiza a la firma una fuente de ingresos adicionales para la firma. Como es de esperar en una empresa rica en datos como Uber, la visualización dl anuncio responderá tanto a la ubicación como a la hora del día. Es decir, no serán anuncios a modo de pancartas; cambiarán para adaptarse al sitio y a la hora del lugar, para que tengan más relevancia.

Estarán gestionados con geolocalización y se sincronizarán con otras pantallas administradas por Adomni. Es una iniciativa increíblemente rentable, ya que una marca puede acudir rápidamente a Uber dada la capacidad de expansión de sus anuncios. Hablamos de que, por ejemplo, una calle muy concurrida con un montón de gente junto a automóviles y tiendas verán el mismo anuncio repetido en los mismos coches.

Los conductores recibirán cierta parte de los ingresos ya que habrá que incentivarlos a poner estos anuncios en sus coches. Adweek asegura que los conductores de estas 3 ciudades (Phoenix, Dallas y Atlanta) recibirán 300 dólares para instalar las pantallas en el techo y 100 dólares adicionales cada semana que conduzcan más de 20 horas. Después del 1 de abril, los conductores recibirán un pago adicional dependiendo de cuántas horas conduzcan.

No está claro por otra parte cuán permanentes son estas pantallas y si dañarán los coches (o modificarán su chasis de forma agresiva). Uber no ha sido la única firma del estilo en realizar este movimiento; Lyft hace poco adquiró una pequeña startup, Halo Cars, para que sus conductores ganasen dinero mediante la instalación de anuncios en el techo de sus coches.

Via | Adweek