Seamos sinceros: es más que probable que en algún momento de tu vida hayas hecho la triquiñuela del plan familiar de Spotify. Sí, el compartir esa cuenta con varios amigos para que Spotify Premium te salga más barato. El caso es que Spotify quiere que ese plan se use en familias, ya que a fin de cuentas está consiguiendo que a mucha gente Premium le salga sustancialmente más barato.

Noticias relacionadas

Las medidas de Spotify al respecto han sido duras e incluso intrusivas; el año pasado ya advirtió que usaría la ubicación exacta del GPS para determinar que las personas familiares vivían conjuntamente. Una medida que más tarde se deshechó por cuestiones de privacidad.

Ahora, tal y como cuenta The Verge, Spotify le ha dado una ligera vuelta de tuerca a esta norma. Ahora al registrarnos en dicho plan tendremos que dar una dirección particular usando Google Maps. Además, esta información srá revisada por Google periódicamente.

El plan familiar de Spotify y tu ubicación: la plataforma se pone seria

Principalmente adelantado por CNET, el cambio en las políticas y términos de servicios rezaba que una vez nos registremos en el plan familiar, tendremos que aportar nuestra dirección usando Google Maps. Y no solo eso: Spotify periódicamente revisará nuestra dirección para comprobar que no estamos haciendo trampas.

Hasta ahora el truco más popular para disfrutar del plan familiar era unirse a 5 amigos o personas adicionales y repartirse el gasto mensual. Así, la suscripción a Spotify Premium podía salir incluso a 4 veces menos el coste normal, por lo que es un trato jugoso. Spotify lleva lidiando con esto bastante tiempo, intentando evitar que los usuarios "abusen" del sistema y que el plan familiar lo usen... bueno, las familias.

El problema radica en que Spotify no puede verificar totalmente que se estén cumpliendo o no las normas. Esto implica que, por lo menos hasta ahora, era relativamente fácil saltarse la normativa. Como decimos, Spotify ya intentó darle solución a este problema usando el GPS, pero al chocar con cuestiones de privacidad Spotify parece haber decidido que será mejor pedir la ubicación periódicamente.

Ahora, la plataforma de streaming asegura que los suscriptores tendrán que confirmar su dirección particular "de vez en cuando" para permanecer en el plan. Respecto a la preocupación de los usuarios por el uso que se le dará a los datos almacenados, Spotify respondió a CNET con este comunicado:

"Estos datos están encriptados y el propietario del plan puede editarlos según sea necesario. Los datos de ubicación que se recopilan durante la creación de la cuenta de Premium Family solo son utilizados por Spotify para ese propósito ".

Por lo tanto, es más que posible que con esta medida se acaben los "chanchullos" de Spotify con el plan familiar. Veremos hasta qué punto los usuarios aceptan o no esta polémica medida.