¿Cuánto tiempo hace que no escuchabas el nombre de Segway? En su día, ese nombre representaba el futuro de la movilidad urbana, con sus vehículos de "transporte personal". Y de hecho, podría decirse que sus productos estaban adelantados a su tiempo; viendo como los patinetes y otros dispositivos similares están ahora conquistando nuestras ciudades.

Noticias relacionadas

La extraña muerte de su propietario en 2010 (a bordo de uno de sus aparatos) fue el principio del fin para Segway, que finalmente fue comprada en 2015 por Ninebot, uno de sus principales rivales provenientes de China, con la inversión de Xiaomi entre otros gigantes.

¿O no? Porque desde que se fusionó con Ninebot, Segway ha continuado el desarrollo de dispositivos de movilidad urbana, e incluso ha llegado a adelantarse a otras marcas importantes del sector, como la propia Xiaomi.

El patinete de Segway puede conducir solo

El KickScooter T60 es un buen ejemplo de estas innovaciones. Fue presentado en Beijing la semana pasada por Ninebot, como uno de los primeros patinetes eléctricos con capacidades autónomas. No es que este patinete sea capaz de llevarnos por donde queramos, sino que las funciones inteligentes se activan cuando dejamos de usarlo.

Gracias a los sistemas de inteligencia artificial, y a su conexión directa con la nube, el T60 es capaz de circular por si solo, volviendo directamente al punto de carga más cercano. Según Ninebot, esta funcionalidad no está pensada tanto para el usuario, sino para los operadores de los servicios; afirma que uno de los aspectos más "dolorosos" de llevar una empresa como esa es el mantenimiento de los scooters controlando los gastos.

FLORENCE LO Thomson Reuters

Sí, hay patinetes con GPS que en todo momento envían su localización al servidor, y servicios que indican al usuario dónde pueden dejarlo cuando terminen de usarlo. Pero mantener el control de toda la flota sigue siendo un desafío.

¿Tan revolucionario como lo pintan?

Por lo demás, el KickScooter T60 es un patinete bastante normal; es de tres ruedas, con dos en la parte frontal y una en la trasera, y tiene un curioso diseño en blanco. Pero por lo demás, parece que se han centrado en el desarrollo de la IA para la conducción autónoma, una funcionalidad que puede ser revolucionaria; en ese contexto hay que comprender el precio de 10.000 yuan (1.280 €).

FLORENCE LO Thomson Reuters

Se espera que el KickScooter T60 llegue al mercado en el 2020, pero muchas dudas aún rodean este lanzamiento. Según Reuters, Ninebot afirmó que compañías como Uber o Lyft están entre los primeros compradores, pero estas han sido rápidas en negarlo, afirmando que sólo están interesadas en el nuevo modelo. Además, la tecnología no ha sido demostrada en público aún, por lo que no se sabe hasta qué punto es capaz de cumplir las promesas.