No te hace falta buscar mucho en Intenret para encontrar proyectos loquísimos. Coches que se mantienen en pie sin ruedas, coches antiguos reconvertidos en coches eléctricos, ruedas hechas de cadenas... Espera, ¿¡ruedas hechas de cadenas!?

Noticias relacionadas

Sí, ruedas hechas de cadenas. Es lo que ha conseguido el canal Garage 54, especializados en realizar locuras automovilísticas creando unas ruedas traseras que no tienen más soporte que el centro metálico de una rueda. Toda la estructura de estas ruedas está hecha de cadenas.

Y como buenos rusos que son, no podían limitarse a mostrar la rueda hecha de cadenas al mundo sin probarla. En un estrambótico vídeo muestran incluso cómo se puede conducir un viejo Lada con estas ruedas.

Unas ruedas hechas de cadenas, un Lada y Rusia con amor

En el vídeo que podemos ver sobre estas líneas vemos unas rápidas tomas de cómo realizan el proceso. De base, cogen 50 metros de cadenas y las unen a una llanta vieja y oxidada con soldaduras. Como podemos ver en la imagen, sueldan 2 círculos de cadenas unidos por pequeños "puentes" hechos de cadenas para mantener la estructura.

En general, enrollan las cadenas en una rueda para así darles la forma circular deseada y soldar para que se queden fijas. Los eslabones quedan soldados con tachuelas y refuerzan las soldaduras alejadas de la goma del neumático que usan como base.

Una vez hecho esto, se suelda la estructura resultante en el centro de metal de una rueda convencional. El equipo de Garage 54 simplemente puso el par de ruedas de metal en un viejo Lada y se fueron a la carretera.

YouTube

Cualquiera pensaría que esto es una absoluta locura y que en cuanto el coche saliera a la calle (sobre todo a la nieve) esta quedaría completamente aplastada. Nada más lejos de la realidad; conducen el coche por un terreno nevado sin que la rueda sufra desperfecto alguno.

De hecho, incluso el mismo equipo de Garage 54 se sorprende al final del vídeo; las ruedas hechas de cadenas quedan exactamente igual que antes, sin roturas ni desperfectos después de incluso haberse quedado atrapadas en huecos en la nieve. Todo un logro para un proyecto que solo podían realizar unos rusos con mucha creatividad y tiempo libre.