Ser un buen conductor no solo supone conducir siguiendo las reglas; también ayudar y comunicarse con los vehículos con los que compartimos la carretera. En Jaguar creen que las nuevas tecnologías pueden hacer eso posible, y de manera automática.

Noticias relacionadas

El plan que ha hecho público implica la creación de una “cartera inteligente”, en la que se guardarán criptomonedas que podemos ganar por diferentes acciones mientras conducimos. Se trata de “gamificar” la conducción, ganando puntos virtuales que podemos gastar para ahorrar algo de dinero en nuestra conducción diaria.

Cobrar por ser buen conductor, la idea de Jaguar Land Rover

Ahora que los coches actuales obtienen tanta información de la manera en la que conducimos y de nuestro entorno, la idea de Jaguar Land Rover es aprovecharla. Los participantes de este programa darían permiso a su coche para que registrase eventos inusuales durante nuestro viaje. Como por ejemplo, la presencia de baches en la carretera, o atascos que nos hayamos encontrado.

El coche enviará esa información automáticamente a los servidores de Jaguar Land Rover, que la redistribuirán a otros coches. De esa manera, otros conductores recibirán avisos con antelación y podrán tomar otra ruta para evitar el atasco, por ejemplo. Esto es algo que ya hacen muchos conductores con aplicaciones como Waze.

jaguar e-pace 1

La diferencia es que Jaguar está dispuesta a pagar por esta información, pero no con dinero real. En vez de eso, el programa piloto ahora mismo paga con IOTA, una criptomoneda que se caracteriza por no usar blockchain como hacen otros proyectos similares.

La idea es que con esas criptomonedas podamos pagar en sitios como peajes, o parkings; incluso podríamos usarlo para pagar en puntos de recarga para nuestro coche eléctrico. Además, también podríamos ganar criptomonedas en la alternativa a Uber de Jaguar.

Hay mucha polémica por la cantidad de información que nuestros coches obtienen; en este caso, la lógica es que, si tu coche va a obtener datos de tu conducción, ¿por qué no ganar algo a cambio?

Por el momento, esta tecnología aún está siendo desarrollada y probada en coches como el Jaguar F-Pace y el Range Rover Velar.