IOTA es una de las monedas virtuales más destacadas, pero no usa Blockchain, la tecnología que ha hecho que el Bitcoin y muchas otras criptodivisas estén donde están. El Blockchain es lo que permite que el BTC sea totalmente seguro y que nadie pueda usar una moneda dos veces. Entonces, ¿cómo funciona y cómo verifica las transacciones IOTA?

Noticias relacionadas

IOTA es una de las alternativas a Bitcoin que recientemente ha adquirido gran importancia. En los últimos meses, ha llegado a pasar, en concreto, de valer 7 centavos de dólar (0,7 dólares) a 5,5 dólares solamente en dos semanas, aunque ha seguido fluctuando. Eso equivale, literalmente, a llegar a valer un 785% de su valor original, lo que significa un rendimiento brutal.

Su principal atractivo era que grandes compañías, entre las que se encontraban Microsoft y Fujitsu, habían realizado un acuerdo estratégico para usar la moneda virtual en los pagos del IoT (Internet of Things), pero posteriormente resultó ser falso.

Tangle, el Blockchain de Iota

Entonces, si Iota no usa Blockchain, ¿cómo hace las verificaciones? En realidad, es muy sencillo. Y es así porque ni siquiera se usa la minería (sí, Miota no se puede minar). La tecnología que usa es Tangle, también conocido como ‘enredo’ en español debido a su aspecto de red enredada. Literalmente se le define como Grafo Acíclico Dirigido (DAG).

enredo tangle transacciones iota

Básicamente es necesario que cada persona que quiera hacer una transacción, tenga que verificar dos transacciones anteriores aleatorias. Cada transacción, para ser aceptada, tiene que ser validada por un número indeterminado de personas que quieran hacer otra transacción, de modo que alcance un nivel de seguridad aceptable.

Como vemos, la minería en realidad no existe por un simple motivo: no se recibe ninguna recompensa (en realidad sí que se produce, que es poder realizar la transferencia, pero no se considera como tal). Es decir, no recibimos una cantidad de Iota por hacer este proceso, pues es obligatorio y no voluntario, además de necesario.

Qué es el nodo ‘Milestones’ de Iota

coordinador iota

Un atacante podría atacar a la red, por lo que es necesario alguien que coordine

Pero esto ‘permite’ que haya ataques a la red y que la modifiquen a su gusto, por lo que hay un coordinador (la fundación Iota) que protege la red hasta que esta crezca lo suficiente como para que se administre sola. ‘Milestones’, por lo tanto, son las transacciones hechas por este nodo corrdinador. Estas transacciones tienen lugar cada minuto.

¿Puede el coordinador actuar de forma maligna?

El coordinador, como tal, puede emitir transacciones malignas (fraudulentas). Pero no pasa nada. De hecho, si así fuera, el resto de nodos simplemente se darían cuenta y no las tendrían en cuenta. Es un proceso automático: el resto de los nodos verifican constantemente que no haga un gasto doble o cree cuotas de la nada.

iota destacada

Tampoco se podría definir a Iota como una moneda centralizada (una de las grandes ventajas de las criptomonedas es que son descentralizadas, no las controla ninguna entidad), aunque muchos se esmeren en afirmarlo, pues la figura del coordinador es necesaria ahora porque la red es pequeña, y no podría afectar de forma negativa a esta, además de que no puede manipular nada, como vemos.

¿Cómo de fácil sería realizar transacciones fraudulentas en Iota?

Si no hubiera coordinador, sería relativamente sencillo realizar un ataque. Por hora, de forma aproximada, se reciben unas 1500 transacciones. Bastaría con tener una granja lo suficientemente potente como para realizar un tercio de las transacciones por hora; es decir, que bastaría con realizar 750 transacciones (teniendo en cuenta que 750 es 1/3 de 2250 transacciones) por hora.

Y conseguir una granja que produzca esa cantidad de transacciones para un teórico ataque no es difícil. Y es que, en realidad, equivale a realizar una transacción cada 5 segundos. De ahí que se necesite que el ecosistema de Iota siga creciendo para poder eliminar la figura del coordinador.