El controvertido Dominic Cummings, exasesor del primer ministro británico, Boris Johnson, pidió este miércoles perdón por los "errores" cometidos por el Gobierno y por él mismo tras el estallido de la pandemia y consideró que el Ejecutivo "fracasó" en su gestión. 

Noticias relacionadas

"Cuando los ciudadanos más nos necesitaron, el Gobierno fracasó. Me gustaría decirle a todas las familias de los que fallecieron innecesariamente lo mucho que lo siento por los errores cometidos y por mis propios errores", apuntó el que fuera "mano derecha" de Johnson.

Cummings sostuvo este miércoles que la estrategia inicial del Gobierno para encarar la pandemia se apoyó en lograr la "inmunidad de grupo", al verse entonces como una opción "inevitable", algo que el Ejecutivo niega tajantemente.

"No es que nadie pensara que fuera algo bueno y que lo quisiéramos de forma activa, se veía como algo completamente inevitable y la única pregunta que se formulaba era relativa a cuándo, si bien se logra inmunidad grupal para septiembre (2020) o para enero (2021) después del segundo brote. Esa fue la asunción hasta el 13 de marzo", recordó.

Cummings insistió en que "ese era el plan" y admitió que se siente "completamente desconcertado porque el Gobierno esté intentado negarlo, porque ese era el plan oficial".

Cummings, que comparece este miércoles ante dos comisiones parlamentarias que indagan sobre el manejo de la crisis sanitaria tras su estallido en marzo de 2020, dijo que tanto diputados, como ministros, funcionarios y asesores "fallaron desastrosamente a la hora de cumplir con los estándares que los ciudadanos tienen derecho a esperar" de ellos.

El que también fuera director de la campaña por la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) admitió que se "arrepiente" de no haber hecho mayor hincapié en los preparativos para lidiar con la pandemia en enero del pasado año, y agregó que hasta finales de febrero de 2020 no se dio cuenta de que los planes para afrontar la crisis eran "superficiales".

Según él, el Gobierno "no actuó como si la covid-19 fuera el asunto más importante en febrero, por no hablar de enero".

"Es obvio que los países de Occidente, incluyendo el Reino Unido, fracasaron completamente a la hora de ver el humo y escuchar las alarmas en enero; de eso no hay duda", dijo.

Desde el pasado fin de semana, Cummings ha filtrado en Twitter datos confidenciales de su época en Downing Street --donde sirvió desde julio de 2019 hasta noviembre de 2020-- con tuits explosivos donde asegura que la primera estrategia que quería adoptar el Gobierno era intervenir de manera limitada y confiar en alcanzar la "inmunidad de grupo", algo que ha negado el Ejecutivo.

El último mensaje muestra una foto tomada de una pizarra empleada por miembros del Gobierno con anotaciones sobre lo que parece un bosquejo para afrontar la crisis, con fecha del 14 de marzo de 2020.

De la imagen se deduce que el Ejecutivo tenía un "plan B" "más agresivo" para suprimir el virus, que contemplaba "un confinamiento completo" antes de un "colapso" del sistema sanitario (NHS).