Las fuerzas de seguridad británicas localizaron este miércoles 39 cadáveres en el interior de un camión en un polígono industrial del condado de Essex, en Inglaterra, y detuvieron al conductor del vehículo por su supuesta responsabilidad en las muertes.

Noticias relacionadas

Los cuerpos se hallaban en un enorme camión refrigerador Scania de color rojo y blanco, en cuyo interior viajaban los fallecidos y donde la temperatura suele situarse en los 25 grados bajo cero.

El presunto autor del macabro crimen es, según apuntan ya varios medios británicos, Mo Robinson, un norirlandés de 25 años. Su familia, en declaraciones al Belfast Telegraph, se ha mostrado "desconcertada" porque no habían hablado con él y "no saben lo que está pasando". La Policía británica confirmó que Robinson está acusado de asesinato.

Robinson es, según se desprende de sus redes sociales, un amante de los camiones. En su cuenta personal de Facebook e Instagram, aparece en varias imágenes en distintos vehículos de transporte. Y en numerosas publicaciones aparece el camión Scania, en el que se perpetró el crimen. Robinson se refería a él como el Expreso Escandinavo o el Expreso Polar.

En su perfil, Robinson se define como un "camionero" y asegura que estudió mantenimiento y reparación de vehículos ligeros en el Southern Regional College (Portadown Campus).

Sus redes sociales también revelan que Robinson viajaba frecuentemente a Dinamarca y Suecia.

La misteriosa ruta del camión 

Entre los principales objetivos de los investigadores está esclarecer la ruta seguida por el camión, como reconoció una portavoz de la Policía, Pippa Mills, en declaraciones a los medios. La Policía británica apuntó en un primer momento Bulgaria como origen del camión, pero las autoridades búlgaras han señalado que solo les consta el registro.

La policía británica cree que el camión con 39 cadáveres que fue hallado esta madrugada en un polígono industrial en el este de Inglaterra procedía de la localidad costera de Zeebrugge, en Bélgica.

La investigación de las fuerzas de seguridad apunta a que el vehículo llegó a Purfleet, a unos 25 kilómetros al este de Londres, desde Zeebrugge poco después de las 23.30 horas GMT de la noche pasada.

El tráiler abandonó la zona portuaria a orillas del río Támesis poco después de las 00.05 GMT, según las pesquisas llevadas a cabo por la policía del condado de Essex.

Sobre las 00.40 GMT, el servicio de ambulancias de la región del este de Inglaterra contactó con la policía para informar de que habían detectado a 39 personas muertas dentro del contenedor de un camión en el parque industrial Waterglade, a unos 2 kilómetros de Purfleet.

En un comunicado, las fuerzas de seguridad agregaron que la cabina del camión tiene su "origen" en Irlanda del Norte, mientras que el contenedor está registrado en Bulgaria.

En este sentido, el Ministerio de Exteriores de Bulgaria explicó en un comunicado que el camión se registró en la ciudad de Varna a nombre de una empresa propiedad de una ciudadana irlandesa. El primer ministro, Boiko Borisov, ha asegurado que el vehículo abandonó Bulgaria en 2017 -según medios locales un día después del registro-, informa la agencia Reuters.

Por su parte, el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, ha lamentado la "tragedia humana" y ha añadido que se investiga si el camión pasó en algún momento por Irlanda.