Bruselas

Las presiones del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a sus socios de la OTAN para que aumenten el gasto militar no han surtido efecto de momento en el caso del Gobierno de Mariano Rajoy. España se mantiene como el tercer país de la Alianza Atlántica que menos invierte en defensa, el 0,92% del producto interior bruto. Sólo Bélgica (0,91%) y Luxemburgo (0,44%) registran cifras inferiores, según un informe publicado este jueves con motivo de la reunión de ministros de Defensa de la OTAN en Bruselas.

Noticias relacionadas

Mientras que el resto de aliados europeos y Canadá subirán en 2017 el gasto militar al ritmo más alto de los últimos años (un 4,3%) debido al efecto Trump, en España las cifras se mantienen prácticamente estancadas desde el fin de la crisis en 2014. En concreto, el gasto militar ha pasado de 9.508 millones de euros en 2014 a 10.739 millones este año, según las estimaciones difundidas por la OTAN. 

Fuente, OTAN

Washington ha pedido a España y al resto de socios de la OTAN que cumplan su compromiso de dedicar el 2% del PIB a defensa. Es el mensaje que transmitió Trump a Rajoy durante su primera conversación telefónica tras tomar posesión como presidente de EEUU. En el caso español, eso supondría una inversión extra de alrededor de 12.000 millones de euros.

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, asegura que España seguirá aumentando su gasto militar hasta alcanzar el 2% en 2024, la fecha tope fijada por la Alianza Atlántica. "Tenemos que ir trabajando paulatinamente porque la situación de España todavía hace que estemos en un procedimiento europeo de déficit excesivo. Pero también es verdad que en términos reales este año se va a incrementar nuestro gasto"", ha señalado Cospedal.

La ministra Cospedal, durante su comparecencia ante la prensa Julien Warnand/EFE

En la última cumbre de la OTAN celebrada en Bruselas a finales de mayo, Trump abroncó al resto de líderes, entre los que estaba Rajoy, por no pagar lo que deben y les acusó de aprovecharse de los contribuyentes de Estados Unidos. ""23 de los 28 países miembros no están pagando lo que deberían por su defensa. Esto no es justo para los contribuyentes de Estados Unidos. Y muchos de estos países deben cantidades masivas de dinero de años anteriores que todavía no han pagado", dijo.

Otros países sí reaccionan

Al margen del caso español, los socios europeos de la OTAN y Canadá aumentarán un 4,3% el gasto militar en 2017. Se trata del tercer año consecutivo de subidas tras los grandes recortes que se produjeron durante la crisis financiera. Desde 2015, los aliados europeos y Canadá han gastado casi 46.000 millones de dólares más en defensa, según ha dicho el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Pese a ello, el número de países que alcanzan el objetivo del 2% todavía es muy bajo. En 2016, los buenos alumnos eran sólo cinco: EEUU, Reino Unido, Grecia, Estonia y Polonia. Este año se sumará Rumanía, mientras que en 2018 llegarán también Lituania y Letonia, asegura Stoltenberg. A su juicio, estas cifras demuestran que los europeos empiezan a reaccionar y a cumplir sus compromisos.

Stoltenberg conversa con el secretario de Defensa de EEUU, James Mattis Eric Vidal/Reuters

En la cumbre de Bruselas, Trump se negó a respaldar explícitamente la cláusula de defensa mutua en la que se basa la Alianza Atlántica. Algo que esperaban el resto de socios porque durante la campaña electoral puso en duda que vaya a ayudar militarmente a los países que no pagan y calificó a la OTAN de obsoleta. Todo ello ha llevado a los países de la UE a acelerar su cooperación en defensa y reducir su dependencia del paraguas militar norteamericano.