Los resultados electorales de Theresa May le siguen pasando factura dentro y fuera de su partido. El ministro británico de Medio Ambiente, Michael Gove, se ha unido hoy a las críticas a la primera ministra pidiendo que el Gobierno conservador trabaje con todos en el Reino Unido sobre el brexit para alcanzar una salida de la UE que favorezca al conjunto del país.

Noticias relacionadas

Gove, que hizo campaña en 2016 a favor de la salida británica de la Unión Europea (UE), hizo estas declaraciones a la cadena Sky después de que la prensa británica revelase este martes que diputados "tories" y laboristas han mantenido contactos secretos para conseguir suavizar el 'hard brexit' que ha planteado la primera minisitra británica. 

El ministro subrayó que el Gobierno debe trabajar con otros partidos después de que el país quedase con un Parlamento fragmentado al no obtener ninguna formación la mayoría absoluta en las elecciones generales del pasado jueves en el Reino Unido.

"Creo que lo correcto es honrar el voto de los británicos de hace un año", dijo Gove sobre el referéndum del 23 de junio de 2016, en el que el 51,9 % de los votantes fue partidario de abandonar la UE, frente a un 48,1 % partidario de permanecer.

Gove intentó liderar el partido

"Entonces votamos por asumir el control de nuestras fronteras y nuestras leyes y por tener otra vez el control de nuestro dinero y de acuerdos comerciales", subrayó Gove, famoso por haberse presentado hace casi un año al liderazgo "tory" y haber impedido así que lo hiciera Boris Johnson, actual ministro de Exteriores.

Según el titular de Medio Ambiente, es "realmente importante que aseguremos que el acuerdo del 'brexit' al que lleguemos sea de interés para todo el país y eso significa que tenemos que asegurar que los que votaron por la permanencia forman parte de las conversaciones sobre el mejor acuerdo para el Reino Unido".

El diario The Daily Telegraph señaló este martes que políticos "tories" y laboristas buscan forzar a May a que acepte concesiones en materia de inmigración y del mercado único europeo ('brexit' suave).

Antes de los comicios, la líder conservadora había indicado que el Reino Unido estaba dispuesto a salir del mercado único europeo y había hablado de que prefería retirarse sin ningún acuerdo con los 27 que llegar a uno que no fuera favorable para su país.

Una comisión de partidos sobre el brexit

Además, "tories" y laboristas han abordado la posibilidad de crear una comisión "brexit", integrada por ambos partidos y cuyo objetivo sería lograr una salida ordenada del bloque europeo, dice el matutino.

La política conservadora está en una posición de debilitad al haber sacado 318 escaños en los comicios, ocho menos de los necesarios para obtener la mayoría absoluta -326- y 12 menos de los que tenía cuando el anterior Parlamento fue disuelto en mayo.

Las negociaciones entre Londres y Bruselas sobre el "brexit", previstas en principio para la próxima semana, podrían retrasarse a raíz de la crisis creada en el Gobierno británico tras los comicios.