El miedo a una posible interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales de Francia, como ha ocurrido en las de EEUU, ha provocado que el equipo de campaña del candidato de En Marche!, Emmanuel Macron, haya prohibido la asistencia de medios rusos a sus actos.

Noticias relacionadas

Un portavoz de Macron ha confirmado que se prohibió a la agencia estatal de noticias rusa Sputnik y el canal de televisión RT entrar a los mítines por ser "una entidad de dos cabezas" que publicó propaganda estatal rusa y noticias falsas.

Estos dos medios de comunicación han sido señalados por los informes de la agencia de inteligencia estadounidense como parte de la estrategia de interferencia de Moscú en las elecciones de EEUU, que ganó Donald Trump.

Por su parte, Rusia ha denunciado que se está pisoteando la libertad de expresión con esta medida.

Macron, que es favorito para ganar la presidencia francesa el 7 de mayo contra la líder de extrema derecha Marine Le Pen, ha adoptado una línea dura sobre las sanciones de la UE impuestas a Moscú en la crisis de Ucrania.

Por su parte, Le Pen ha confesado ser una admiradora del presidente ruso Vladimir Putin y ha apoyado todo lo contrario, una postura más euroescéptica que respalda el levantamiento de las sanciones a Rusia.

El Kremlin ha protestado por las acusaciones del equipo de Macron sobre ataques en sus redes, bases de datos y webs, alimentando las sospechas de que Rusia está intentando socavar su campaña

Moscú ha rechazado las acusaciones de intromisión y la portavoz del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova, ha calificado como "indignante" la decisión del equipo de Macron: "Es una discriminación deliberada y desnuda contra los medios de comunicación rusos por parte del candidato presidencial de un estado que históricamente ha estado vigilante en lo que respecta a la libertad de expresión".

Además, ha pedido a las autoridades francesas competentes y a las organizaciones internacionales que velen por que se respete la libertad de prensa en la segunda ronda de votaciones, según ha informado The Guardian.

El portavoz de Macron no dio ejemplos específicos de las supuestas noticias falsas que habrían difundido los medios de comunicación rusos. Sin embargo, un informe del 4 de febrero contaba cómo Sputnik citando a un diputado francés de centro-derecha aseguraba que pronto se revelarían datos sobre la vida privada del candidato. 

Según explican, esto podría haber tenido que ver con los rumores que se vertieron sobre una posible relación homosexual extramatrimonial del candidato el pasado 7 de febrero. Macron tuvo que salir a desmentirlo.