El Tribunal Constitucional alemán ha rechazado este martes prohibir el Partido Nacionaldemócrático de Alemania (NPD, por sus siglas en alemán), que aglutina a los votantes neonazis del país, aunque es una formación marginal con pocos seguidores, al contrario que el xenófobo Alternativa para Alemania (AfD) que tanto éxito ha tenido en distintos comicios regionales de 2016.

Noticias relacionadas

El alto tribunal admite que el NPD "quiere sustituir el presente orden constitucional a través de una étnicamente definida 'comunidad del pueblo' de un Estado nacional autoritario", recoge el comunicado sobre la sentencia. También afirma que "su concepto político desprecia la dignidad humana y es incompatible con el principio democrático".

Si la actuación de un partido ni siquiera supone la posibilidad de la consecución de sus objetivos anticonstitucionales, no se necesita la protección preventiva de la Constitución a través de la prohibición de un partido

Sin embargo, la Corte considera que "actualmente faltan indicios concretos de peso" que posibiliten el éxito de la formación política, por lo que no la considera "potencialmente" peligrosa. "Si la actuación de un partido ni siquiera supone la posibilidad de la consecución de sus objetivos anticonstitucionales, no se necesita la protección preventiva de la Constitución a través de la prohibición de un partido", explica. Por ello, el Tribunal ha rechazado de forma "unánime" la petición del Bundesrat (Senado alemán) para ilegalizar el partido neonazi.

La cámara alta alemana había realizado la solicitud en 2012 después de que un primer intento para prohibir el NPD fracasara en 2003 por defecto de forma, recuerdan los medios alemanes.