Cientos de miles de personas han comenzado a marchar este domingo por las calles
de Hong Kong en la llamada Marcha del Día de los Derechos Humanos, en lo que se
espera que se trate de una de las mayores concentraciones desde el inicio de las
protestas contra las autoridades del territorio para exigir la preservación de la
independencia judicial respecto de China.

Noticias relacionadas

La Policía ha concedido su permiso para la celebración de una marcha precedida de
al menos 11 arrestos, la mayoría por posesión de arma de fuego -- terminantemente
prohibido en el territorio --, dada la importancia de un evento donde se conmemora,
además, los seis meses del inicio de la segunda y más destacada fase de las
protestas contra una suspendida ley de extradición de detenidos a China que podría
vulnerar los derechos de los afectados, según la oposición.

Al grito de "Lucha por la libertad, apoya a Hong Kong", activistas y participantes de
todas las edades están marchando desde Victoria Park hasta el bullicioso distrito
comercial de Causeway Bay pasando por Chater Road, cerca del corazón del distrito
nanciero.

"Lucharé por la libertad hasta que muera porque soy hongkonesa", ha declarado a
Reuters una de las participantes, June, una madre de 40 años vestida de negro
sentada en el césped en Victoria Park. "Hoy se trata de estar con Hong Kong y la
comunidad internacional".

Además, se trata de la primera marcha a gran escala desde la victoria aplastante de la
oposición a Pekín en las elecciones locales de nales del mes pasado, aunque
algunos de los asistentes temen que el triunfo en las urnas "no se reeje en cambios
estructurales en el sistema de Gobierno", como lamentaba otra de las manifestantes,
identicada únicamente como Chan.

De momento la marcha está sucediendo con normalidad pero prácticamente todos
los asistentes dan por sentado que los episodios de violencia comenzarán cuando
empiece a caer el sol.

"Mucha gente se marchará en pocas horas o cuando llegue la noche. Todo se volverá
más peligroso a partir de entonces, tal y como han demostrado manifestaciones
pasadas", declara Anson, empleado de ocina, al 'South China Morning Post'.

Arrestos matutinos

La Policía de Hong Kong ha arrestado este domingo a 11 personas por "posesión de
un arma de fuego sin licencia" horas antes del inicio de la marcha, en lo que se trata
de las primeras incautaciones de armas desde el inicio de las protestas.

La Policía ha explicado que han recibido "información que sugería que alguien que
había participado en una asamblea ilegal planeaba atacar a la Policía con armas" este
domingo, según han publicado en su cuenta de Facebook.

El jefe de la Policía de Hong Kong, Chris Tang, instó el viernes a los ciudadanos a
manifestarse "pacícamente" este domingo. "Esperamos que nuestros ciudadanos
puedan mostrarle al mundo entero que la gente de Hong Kong es capaz de realizar
una manifestación a gran escala de manera ordenada y pacíca", dijo Tang.