Al menos 23 efectivos leales al presidente sirio, Bachar al Asad, murieron en los ataques israelíes de anoche contra posiciones iraníes y de Hizbulá en Siria, informa el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Entre los fallecidos hay cinco integrantes de fuerzas regulares sirias, entre ellos un oficial, y otros 18 efectivos de nacionalidad siria y extranjeros, según la ONG.

Por su parte, dos misiles disparados por fuerzas israelíes alcanzaron en las últimas horas en el este y sureste del Líbano dentro de estos ataques, según fuentes oficiales libanesas.

Un primer misil impactó en los alrededores de la localidad libanesa de Junihay, en la región de Hasbaya (sureste), donde causó daños materiales, informó la Agencia Nacional de Noticias (ANN).

Un grupo de ingenieros del Ejército libanés se trasladó al lugar donde cayó el cohete y se lo llevó para examinarlo, agregó la fuente.

El segundo proyectil impactó en la localidad de Kab Elias, en el valle oriental de la Bekaa, según una fuente militar.