Los líderes de las dos Coreas, Kim Jong-un y Moon Jae-in, acordaron hoy buscar "la completa desnuclearización" de la península coreana durante su histórica cumbre celebrada en la frontera entre los dos países.

"Sur y Norte han confirmado su meta común de lograr una península libre de armas nucleares a través de la completa desnuclearización", reza la declaración conjunta firmada por ambos líderes al término de sus conversaciones. 

"Moon y yo nos esforzaremos para lograr la paz en la península y por cumplir lo escrito en la declaración", dijo Kim Jong-un, que sin embargo no mencionó específicamente en ningún momento el término "desnuclearización" o el programa de armas atómicas norcoreano en su alocución, al término de su histórica cumbre con Moon.

Los dos países se comprometieron a cooperar para establecer una "paz permanente" en la península, y a abrir conversaciones con Estados Unidos para firmar un tratado de paz definitivo que sustituya al armisticio entre Pyongyang y Seúl.

"El Norte y el Sur cooperarán activamente para establecer un sistema de paz permanente y estable en la península coreana", señala la declaración conjunta firmada por el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, al término de la histórica cumbre celebrada hoy en la frontera militarizada.

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, acordó también visitar Pyongyang el próximo otoño de cara a mantener la fase de acercamiento abierta entre ambos países.