El impeachment de Trump se ha vuelto un combate entre demócratas y republicanos y el último round puede acabar con un cambio de partido del demócrata Jeff Van Drew de Nueva Jersey. El demócrata moderado se encuentra entre los opositores más acérrimos al impeachment y ha dicho este sábado que se está planteando cambiar de partido y declararse republicano la próxima semana. Justo en el momento en que los demócratas están buscando conseguir los votos suficientes para sacar a delante el impeachment

Noticias relacionadas

En una reunión en la Casa Blanca el pasado viernes, Van Drew buscó la aprobación de Trump para el movimiento, quien le animó a dar el salto. Van Drew ha hablado con los asesores principales del presidente para anunciar su cambio, que se producirá inmediatamente antes o justo después de que la Cámara vote los dos artículos del impeachment, que se espera que ocurra este miércoles.

La decisión también le daría a Trump un triunfo importante en una semana decisiva. El presidente ha defendido que el proceso de destitución es un ejercicio partidista que le costará a los demócratas su mayoría en la Cámara y una deserción demócrata de alto perfil, a escasos días de la votación, podría ayudar a reforzar su tesis y ayudarle a desviar la atención del caso.

La decisión de Van Drew es el espejo de las consecuencias políticas que puede acarrear particularmente para los demócratas moderados en los distritos que votaron a Trump en 2016. Si bien hay pocas dudas de que los demócratas tendrán los votos necesarios para aprobar los cargos contra el presidente, un pequeño número de sus miembros de tendencia conservadora se sienten incómodos con la idea de participar en esa votación.

Van Drew fue uno de los dos únicos demócratas de la Cámara de Representantes que se opuso al proceso de impeachment cuando los líderes del partido sometieron el tema a votación en octubre para establecer las reglas básicas de la investigación. Esa postura le ha transformado en blanco de fuertes críticas de activistas progresistas y protestas frente a la oficina de su distrito. También los líderes demócratas han hecho públicas sus críticas, instándole a no votar en contra del partido. 

De confirmarse el cambio, Van Drew no sería el primer político moderado en cambiar de partido antes de una votación difícil. En diciembre de 2009, el entonces representante de Alabama, Parker Griffith, un estudiante de primer año que fue elegido demócrata, se convirtió en republicano. Pero al año siguiente, sin un presidente republicano en el cargo para respaldarle, perdió sus primarias.