Del Obamacare al Medicare for All. Del plan de Barack Obama al plan de Elisabeth Warren. La candidata demócrata a la presidencia propuso este viernes su plan de 20,5 billones de euros que, según ella, no requeriría aumentar los impuestos de la clase media "un centavo", respondiendo a los críticos que la habían atacado por no explicar cómo financiaría la amplia reforma de la atención médica.

Noticias relacionadas

El esperado plan ahorraría a los hogares estadounidenses 11.000 billones de euros en gastos sanitarios durante la próxima década, argumentó Warren, quien anunció nuevos e importantes impuestos a las corporaciones y a las grandes fortunas para ayudar a financiar el nuevo sistema.

El plan de Warren también pide recortes en los gastos de defensa y la aprobación de una reforma migratoria que aumentaría los ingresos tributarios de los estadounidenses recién legalizados, dos medidas que se enfnretarían a una complicada batalla en el Congreso. Los 20,5 billones de euros en nuevos gastos durante los próximos en 10 años supondrían un aumento del presupuesto federal en un tercio.

"La atención médica es un derecho fundamental y necesitamos un sistema que refleje nuestros valores", escribió Warren en un ensayo de 20 páginas en el que describía su plan. "Ese sistema es Medicare for All ".

Senador de Massachusetts, Elisabeth Warren es uno de los 18 demócratas que compiten por la nominación del partido para enfrentarse al presidente republicano Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre de 2020. Según diferentes sondeos es una de las candidatas mejor valoradas después de haberse acercado al exvicepresidente Joe Biden, el primer candidato a la vicepresidencia.

Medicare for All

'Medicare for All' reemplazaría el seguro médico privado, incluyendo los planes médicos patrocinados por el empleador, con una cobertura completa patrocinada por el gobierno, y las personas ya no tendrían que pagar primas, copagos u otros gastos de su propio bolsillo. De esta manera, Warren propone extender el programa de seguro médico del gobierno estadounidense para personas mayores de 65 años y discapacitados, para cubrir a todos los estadounidenses, incluyendo a los aproximadamente 27,5 millones de ciudadanos que actualmente no tienen seguro -aproximadamente un 8,5% de la población-.

Warren se ha hecho conocida por una serie de propuestas políticas muy detalladas, aunque precisamente ha sido criticada entre los demócratas por la falta de concreción sobre 'Medicare for All'. En debates recientes, Warren se había negado a responder directamente cuando se le preguntó si aumentaría los impuestos de la clase media para cubrir los costos, aun cuando Sanders reconoció que lo haría, sin dar detalles.

La propuesta pretende rebatir las críticas, pero también podría llevar a un nuevo escrutinio por parte de demócratas y republicanos a medida que revisan los detalles. El plan se basa en fórmulas muy agresivas para reducir los costes de atención médica, incluyendo importantes recortes en los precios de los medicamentos recetados.

Críticas al sistema actual

Críticos como Warren señalan que el actual sistema de salud de Estados Unidos -un mosaico de seguros privados a menudo proporcionados por los empleadores u obtenidos a través de los mercados de Obamacare y programas públicos que cubren a los pobres, los ancianos y los discapacitados- es el más caro del mundo a pesar de dejar a decenas de millones sin cobertura.

La propuesta de 'Medicare for All' tiene pocas posibilidades de ser aprobada en el Congreso de los Estados Unidos, donde los demócratas controlan la Cámara de Representantes y los republicanos controlan el Senado. Incluso si los demócratas logran tomar el control de ambas cámaras, así como de la presidencia, hay escepticismo entre algunos demócratas moderados y la oposición de los republicanos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, cuestionó nuevamente la factibilidad de promulgar 'Medicare for All' en una entrevista con Bloomberg, diciendo que los demócratas deberían enfocarse en expandir la Ley de Cuidado de Salud Asequible, comúnmente conocida como Obamacare.

Warren dijo que financiaría el plan en gran medida a través del dinero de las empresas y las grandes fortunas. Esencialmente, se les pediría a los empleadores que transformaran el dinero que actualmente gastan en la atención médica de los trabajadores en contribuciones a Medicare, mientras que los multimillonarios, los inversionistas de altos ingresos y las corporaciones se enfrentarían a impuestos más altos.

Gimnasia matemática

Candidatos demácratas más moderados para 2020 como BidenPete Buttigieg, alcalde de South Bend (Indiana), han señalado que 'Medicare for All' sería demasiado caro y perjudicial. De hecho, la campaña de Biden cuestionó los cálculos de Warren, calificándolos de "doble discurso" y "gimnasia matemática", ya que los impuestos de la clase media aumentarían a pesar de su voto.

"Es imposible pagar 'Medicare for All' sin aumentar los impuestos de la clase media", dijo Kate Bedingfield, directora adjunta de la campaña de Biden. "Para lograr este juego de prestidigitación, su propuesta subestima dramáticamente su coste, sobreestima sus ahorros, infla los ingresos...".

Warren, hablando con los reporteros en Iowa, dijo que "no estaba segura de adónde va (Biden)", ya que su propuesta y sus costes fueron "autenticados" por expertos externos. "Los demócratas no van a ganar repitiendo los puntos de vista de los republicanos y desempolvando los puntos de vista de las gigantescas compañías farmacéuticas y las gigantescas compañías de seguros", dijo Warren sobre las críticas de Biden.

Warren publicó dos cartas de apoyo a sus cálculos de varios expertos en política de salud y economía, entre ellos Simon Johnson, ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional; Donald Berwick, que dirigió Medicare y el programa de salud Medicaid para los pobres en la administración de Obama; y Mark Zandi, economista jefe de Moody's Analytics.

Una calculadora en línea lanzada por la campaña de Warren mostró que una familia promedio de cuatro personas con seguro proporcionado por el empleador ahorraría $12,378 por año. Además, Warren señaló que con su plan de 'Medicare for All' en marcha, los costes totales proyectados de atención médica en los Estados Unidos durante una década serían de poco menos de 52 billones.