"Si nos tomamos en serio la solución de los dos Estados, ahora es el momento de empezar a implementarla", ha asegurado el secretario de Estado saliente de EEUU, John Kerry, en un discurso sobre el conflicto palestino-israelí.

Noticias relacionadas

Las palabras de Kerry llegan apenas días después de que Estados Unidos se abstuviera en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para permitir que se aprobara una resolución que condena los asentamientos israelíes en suelo palestino.

El presidente electo, Donald Trump, y personalidades republicanas habían presionado a la Administración Obama para que vetara la resolución, pero sus esfuerzos cayeron en saco roto. "Las cosas serán diferentes después del 20 de noviembre", día de la investidura de Trump, aseguró el republicano en Twitter al conocerse el resultado de la votación.

La resolución ha sentado peor que un jarro de agua fría al Gobierno israelí. "Israel rechaza esta resolución en la ONU vergonzosa y antisraelí y no va a cumplir sus términos", reaccionó el primer ministro, Benjamín Netanyahu, en un comunicado. El domingo, Israel convocó a los embajadores de los impulsores de la resolución para expresarles su desaprobación.

Sin embargo, este miércoles Jerusalén decidió no seguir adelante con un plan de construcción de viviendas en el este de la ciudad a petición de Netanyahu. 

Kerry ha destacado que el proceso de los dos Estados está en peligro y que ésa es la único posible solución a la violencia y que tiene que haber una negociación directa entre las partes. “No podemos imponer la paz”, ha afirmado el jefe de la diplomacia estadounidense, que también ha argumentado que su país no puede quedarse de brazos cruzados y que la resolución de la ONU busca defender esta salida al conflicto.

Trump, que promete una política más proisraelí, se ha adelantado al discurso de su compatriota para intentar tranquilizar a Tel Aviv. 

“No podemos seguir permitiendo que se trate a Israel con tanto desdén y falta de respeto. Solía tener a EEUU como un buen amigo pero ya no. ¡El principio del fin fue el horrible acuerdo con Irán y ahora esto (ONU)! Sé fuerte Israel, el 20 de enero se acerca con rapidez”, ha asegurado en Twitter.

"No es realista"

Para el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el discurso de Kerry fue "sesgado" y "obsesivo" con las colonias judías.

"Tal y como lo fue la resolución en el Consejo de Seguridad que Kerry promovió, su discurso ha sido sesgado contra Israel", dijo Netanyahu según un comunicado difundido por su oficina con su reacción respecto al discurso de Kerry.

"Durante cerca de una hora, Kerry ha hablado de forma obsesiva sobre los asentamientos y apenas ha tocado las raíces del conflicto: la oposición palestina a un Estado judío cualquiera que sean sus fronteras", agrega el comunicado.

Por su parte, el ministro israelí de Energía, Yuval Steinitz, calificó el discurso de "no realista".

"Nuestra reacción es de indignación y con justicia, nos han herido de forma deshonesta (con la resolución), con fantasías, pero debemos actuar con la cabeza y no con el estómago", afirmó en una breve entrevista con el canal público de la televisión al terminar el discurso de Kerry.