Las protestas siguen en las calles de Chile un mes después de que estallaran los disturbios que han puesto en jaque al Ejecutivo de Sebastián Piñera. Las imágenes que siguen llegando del país andino dan cuenta de la gravedad de un estallido social que tiene una difícil resolución.

Noticias relacionadas

Además, cada vez son más las imágenes que circulan por las redes sociales que ponen en solfa la actuación de los Carabineros, la policía estatal de Chile. Es el caso de este vídeo, que muestra como varios agentes llevan en volandas a una manifestante para ser detenida. 

La joven, que podría ser menor de edad no para de gritar "¡Papá! ¡Socorro!", mientras es transportada hasta una furgoneta de los Carabineros. Al final de las imágenes el padre de la detenida se acerca hasta la furgoneta y es también arrestado en mitad de la confusión y varios empujones.

Lo que empezó siendo un llamado de los universitarios chilenos a colarse en el metro de Santiago para protestar contra el aumento de la tarifa se ha convertido en la mayor convulsión social desde la caída de la dictadura de Augusto Pinochet en 1990.

El presidente Sebastián Piñera se ha visto obligado a ceder ante la presión de los manifestantes y paralizó la subida de la tarifa del Metro y ha aceptado abrir una reforma de la Constitución. Además, Chile se vio obligado a renunciar a la organización de la cumbre del clima, que finalmente tendrá lugar en diciembre en Madrid.