El Gobierno de España ya tiene programado un vuelo para repatriar los cadáveres del reportero navarro David Beriain (Artajona, 44 años), director de la productora 93 Metros, y del cámara Roberto Fraile (Baracaldo, 47 años), que fueron asesinados en Burkina Faso el pasado lunes. Los dos estaban rodando un documental sobre la caza furtiva en el país africano.

Noticias relacionadas

España no tiene representación diplomática en Burkina Faso. Por esta razón, y según detallan fuentes diplomáticas, la cónsul en Mali, con residencia en Bamako (y responsable también para Burkina), se ha desplazado en la mañana de este miércoles a Uagadugú para iniciar los trámites de repatriación de los dos periodistas asesinados.

Las mismas fuentes detallan que los cadáveres llegaron en la noche del martes a la capital burkinesa para iniciar el proceso de repatriación. Exteriores dice confiar en que "este proceso concluya lo antes posible".

El Ministerio de Defensa ya tiene programado el vuelo de vuelta en el que llegarán a España los cuerpos sin vida de Beriain y Fraile, asesinados tras sufrir un ataque, presuntamente de un grupo terrorista, en el este de Burkina Faso.

El vuelo se fletará en cuanto las autoridades españolas reciban la autorización del Gobierno burkinés. Según las citadas fuentes diplomáticas españolas, las familias de ambos periodistas "permanecen puntualmente informadas de las gestiones que se están realizando tanto desde la Embajada como desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y del Ministerio de Defensa".

Desaparecidos el lunes

La ministra Arancha González Laya fue quien confirmó este martes, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el fallecimiento de los dos periodistas y documentalistas. Tal como explicó la titular de Exteriores, el lunes pasadas las 15.00 horas, "se perdió el contacto con un grupo de unas cuarenta personas que transitaban por un parque natural en la frontera entre Burkina y Benin".

Era precisamente en ese grupo en el que viajaban los dos periodistas españoles, junto a un compañero irlandés, al que de inicio también se dio por desaparecido. "Es una zona peligrosa en la que operan diferentes grupos terroristas, cazadores furtivos, bandidos y yihadistas", explicó González Laya.

Beriain y Fraile trabajaban en un documental acompañando a las autoridades de Burkina que trabajan en la protección de las personas asentadas en los parques naturales. Además, patrullan para controlar las riquezas naturales del país y persiguen las actividades de la caza furtiva y la explotación ilegal de los recursos.

Según Exteriores, a pesar del trabajo "incansable" de la legación española en Mali, esa zona de Burkina es un territorio "donde la información es confusa". Ahora, una vez que las autoridades del país han recuperado los cuerpos y los han trasladado a la capital, Uagadugú, la cónsul española podrá acelerar los trámites de repatriación.

El Gobierno de Burkina Faso atribuyó este martes a "terroristas" el ataque perpetrado este lunes en el este del país contra un convoy, que le costó la vida a los dos periodistas españoles y a otro irlandés. "Por ahora, la identidad de los secuestradores no ha sido claramente establecida", afirmó el ministro de Comunicación y portavoz del Ejecutivo, Ousséni Tamboura.