El diputado ultraderechista holandés Geert Wilders está siendo investigado por la Fiscalía turca por haber llamado "islamista" al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, en unos tuits.

Noticias relacionadas

"Se ha iniciado otra investigación contra el parlamentario neerlandés Geert Wilders por sus publicaciones en Twitter el 15 de febrero, que incluye fotografías y escritos contra el presidente Recep Tayyip Erdogan", señala la Fiscalía de Ankara en un comunicado.

Wilders difundió ayer varios tuits en los que acusa a Erdogan de islamista e invita al Gobierno holandés a expulsar al embajador turco de Holanda y a ejercer presión para que Turquía salga de la OTAN. El político ultraderechista también compartió una imagen en que el rostro del presidente turco se mezcla con el de un supuesto combatiente del grupo terrorista Estado Islámico.

El portavoz de la presidencia turca, Ibrahim Kalin, reaccionó a las publicaciones contra Erdogan compartiendo una imagen de Wilders acompañada de la palabra "imbécil" en su cuenta de Twitter.

"Este fascista que ataca a nuestro presidente habría sido un maldito nazi si viviera en los años de la Segunda Guerra Mundial. Habría sido un miembro del Estado Islámico si viviera en el Oriente Medio", escribió Kalin, también portavoz del partido en el Gobierno, el islamista AKP.

A finales de octubre pasado, los abogados de Erdogan interpusieron una denuncia contra Wilders por "injurias contra el presidente", un delito en el código penal turco que prevé penas de cárcel de entre uno y cuatro años